Murió estudiante herido en la cabeza por proyectil policial en protesta en BogotáPolítica 

Murió estudiante herido en la cabeza por proyectil policial en protesta en Bogotá

COLOMBIA

26 de noviembre del año 2019

El estudiante Dilan Cruz, de 18 años, murió la noche del lunes en el Hospital San Ignacio de Bogotá, dos días después de haber sido gravemente herido en la cabeza por una bomba de estruendo disparada por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la policía, durante las protestas contra el gobierno.

«Con pesar informamos que, no
obstante la atención brindada durante estos días en nuestra Unidad de Cuidados
Intensivos, Dilan Cruz, en razón a su estado clínico, acaba de fallecer.
Nuestros sentimientos solidarios de pésame a su familia y personas cercanas a
él», informó el hospital en un comunicado.

Cruz ingresó al hospital el sábado
por la tarde, en el barrio de Chapinero, luego de ser herido por la policía
cuando protestaba pacíficamente en el centro de la ciudad.

Desde ese día, miles de participantes
en las manifestaciones contra la política económica y social del presidente
Iván Duque se congregaron frente al hospital como homenaje al joven estudiante,
convertido en símbolo de la violencia policial.

Su muerte se produjo justo el día en
que debería haber recibido el grado de bachiller del Colegio Ricaurte, en el
sur de Bogotá, en un acto en el que lo representó su hermana Denis, quien
recibió el diploma y pronunció un corto pero emotivo discurso, citaron medios
locales y las agencias de noticias EFE y DPA.

«Lamentamos profundamente la
muerte del joven Dilan Cruz. Expresamos nuestras sinceras condolencias a su
mamá, su abuelo y sus dos hermanas. Reitero mi solidaridad con esta
familia», manifestó Duque en su cuenta de Twitter.

Desde el jueves pasado, decenas de
miles de colombianos asisten a diario a manifestaciones inicialmente convocadas
por centrales obreras y movimientos sociales contra reformas laborales, de
pensiones y tributaria que prepara el gobierno, entre otras causas.

Durante cinco días las calles de
varias ciudades del país fueron copadas por gente que se manifiesta de forma
pacífica con velas, antorchas, música y batucadas. No obstante, la represión de
las protestas, que ya habían dejado tres muertos y más de 270 heridos, se cobró
una víctima más.

La muerte de Cruz también fue lamentada por el procurador general, Fernando Carrillo, quien dijo que «el mejor homenaje a su memoria es rechazar la violencia que no puede llevarse la vida de más colombianos».

Fuente Cronica

El estudiante Dilan Cruz, de 18 años, murió la noche del lunes en el Hospital San Ignacio de Bogotá, dos días después de haber sido gravemente herido en la cabeza por una bomba de estruendo disparada por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la policía, durante las protestas contra el gobierno.

«Con pesar informamos que, no
obstante la atención brindada durante estos días en nuestra Unidad de Cuidados
Intensivos, Dilan Cruz, en razón a su estado clínico, acaba de fallecer.
Nuestros sentimientos solidarios de pésame a su familia y personas cercanas a
él», informó el hospital en un comunicado.

Cruz ingresó al hospital el sábado
por la tarde, en el barrio de Chapinero, luego de ser herido por la policía
cuando protestaba pacíficamente en el centro de la ciudad.

Desde ese día, miles de participantes
en las manifestaciones contra la política económica y social del presidente
Iván Duque se congregaron frente al hospital como homenaje al joven estudiante,
convertido en símbolo de la violencia policial.

Su muerte se produjo justo el día en
que debería haber recibido el grado de bachiller del Colegio Ricaurte, en el
sur de Bogotá, en un acto en el que lo representó su hermana Denis, quien
recibió el diploma y pronunció un corto pero emotivo discurso, citaron medios
locales y las agencias de noticias EFE y DPA.

«Lamentamos profundamente la
muerte del joven Dilan Cruz. Expresamos nuestras sinceras condolencias a su
mamá, su abuelo y sus dos hermanas. Reitero mi solidaridad con esta
familia», manifestó Duque en su cuenta de Twitter.

Desde el jueves pasado, decenas de
miles de colombianos asisten a diario a manifestaciones inicialmente convocadas
por centrales obreras y movimientos sociales contra reformas laborales, de
pensiones y tributaria que prepara el gobierno, entre otras causas.

Durante cinco días las calles de
varias ciudades del país fueron copadas por gente que se manifiesta de forma
pacífica con velas, antorchas, música y batucadas. No obstante, la represión de
las protestas, que ya habían dejado tres muertos y más de 270 heridos, se cobró
una víctima más.

La muerte de Cruz también fue lamentada por el procurador general, Fernando Carrillo, quien dijo que «el mejor homenaje a su memoria es rechazar la violencia que no puede llevarse la vida de más colombianos».

Fuente Cronica


Noticias Relacionadas

Leave a Comment