Alto Valle: se reanudan las negociaciones con BrasilEconomía 

Alto Valle: se reanudan las negociaciones con Brasil

Este miércoles continuarán las negociaciones entre funcionarios de la Argentina y Brasil destinadas a que se reabran las fronteras de este último país al ingreso de la fruta nacional, informaron fuentes oficiales a la agencia oficial Télam. El Departamento de Sanidad Vegetal y Consumos Agrícolas de Brasil había suspendido el 27 de febrero las importaciones de peras y manzanas debido a la intercepción de reiterados cargamentos, 9 en total, con carpocapsa (un gusano) entre enero y febrero últimos.

En el sur, la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén aseguró que se trata de una decisión “política”, le indicó a esta agencia su presidente, Sebastián Hernández. “Las negociaciones seguirán y este miércoles estaremos allá para avanzar en el tema de la reapertura”, señaló una fuente oficial.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Del encuentro participará el presidente del Senasa, Ricardo Negri.

El viernes pasado el secretario de Gobierno de Agroindustria de la Nación, Luis Etchevehere, y la ministra de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) de Brasil, Tereza Cristina, mantuvieron una teleconferencia en la que acercaron puntos de vista referidos a la profundización de acciones preventivas contra la carpocapsa en establecimientos de la Patagonia. “Brasil mostró predisposición a escuchar la posición de la Argentina y analizar el plan de medidas adicionales que propondrá el Senasa”, señaló el organismo nacional en un comunicado.

Técnicos de la Dirección Nacional de Protección Vegetal del Senasa presentarán una agenda que reforzará el plan de control de plagas en el Alto Valle.

Voces de la industria reconocen que en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén solo hay alrededor de 500 productores que cumplen con todas las normativas de control, de un total de 1.200 reconocidos oficialmente. En Río Negro habría 3.000 hectáreas de frutales abandonados.

Noticias Relacionadas