Mostrar los dólares para que los exportadores apuren sus liquidacionesEconomía 

Mostrar los dólares para que los exportadores apuren sus liquidaciones

El efecto inmediato del anuncio de que el Tesoro tendrá vía libre para vender desde abril 60 millones de dólares por día para darle liquidez al mercado cambiario fue que el tipo de cambio retrocedió más del 1%.

Por el momento, la novedad que llegó desde Washington despeja varias dudas o temores, que por estos días se habían instalado en el mundo financiero y económico.

Mirá también

Estas dudas eran: ¿Los exportadores querrán liquidar divisas en un escenario de incertidumbre? Los productores querrán vender sus granos a los exportadores o preferirán ahorrar en la materia prima que producen? Los que hoy tienen plazos fijos en pesos, buscarán pasarse a dólares si ven que la devaluación esperada es mayor a la tasa de interés que les paga el banco? En qué momento se incrementará la dolarización de portafolios típica de un año electoral?

Mirá también

A priori, y asumiendo que no haya nuevos shocks -más o menos fuertes- de adentro y sobre todo de afuera, la noticia de que habrá 9.600 millones de dólares para volcar al mercado debería aquietar las aguas.

Si el productor supone que el dólar no se disparará venderá los granos a los exportadores, y éstos estarán mejor predispuestos a liquidar divisas por el mismo motivo.

Mirá también

Si eso ocurre, es probable que el Tesoro no se vea obligado a vender dólares al ritmo acordado con el Fondo Monetario.

Como decía ayer el consultor Miguel Broda, antes de conocerse el anuncio: “Sería muy bueno que el FMI autorice al Tesoro a vender dólares, pero mejor sería que el Tesoro no tenga la necesidad de venderlos”. Es una apuesta a que el mercado cambiario funcione adecuadamente solo con las manos privadas.

Es cierto que igual, sobre todo desde junio, el Tesoro tiene que salir a vender dólares para financiar gastos en pesos, entre ellos, el pago del medio aguinaldo del sector público.​

Tampoco hay que olvidar que los productores vienen de un año malo, y tal vez hay muchas cuentas para pagar y poca espalda financiera para aguantar los granos.

Claro que, dado que no hay obligación de liquidar a un plazo cierto las divisas, podría darse que los exportadores igual prefieran retener los dólares lo más que puedan. Más que nada por la incertidumbre electoral.

También puede ocurrir que los productores vendan sus granos, y con los pesos que les paga el exportador se den vuelta y salgan a comprar divisas.

Como siempre, todo dependerá de las expectativas: dejando de lado lo electoral, también está por verse si realmente se puede dominar la inflación y si el Banco Central puede o no bajar la tasa de política monetaria.

El anuncio de ayer es una apuesta del Gobierno y del FMI a tranquilizar ni más ni menos que el mercado cambiario, por estos días el metro patrón de las decisiones económicas y financieras.

Noticias Relacionadas