“Cuatro años más de Macri es el infierno más temido por los argentinos”Economía 

“Cuatro años más de Macri es el infierno más temido por los argentinos”

Agustín Rossi habla como precandidato a presidente, llama a la unidad opositora y no descarta que Cristina Fernández compita en las PASO contra el referente del Frente Renovador, Sergio Massa. “Con el congreso del PJ en Ferro mostramos un peronismo fortalecido y convocamos al resto de los sectores políticos para construir un gran frente opositor que cobije a todos sin exclusiones. Y en donde las diferencias se resuelvan en unas PASO. Si de verdad le queremos ganarle a Mauricio Macri, lo más directo es la unidad de la oposición”, sostiene Rossi con BAE Negocios.

—¿Estaría dispuesto a competir con Massa en unas PASO?

—Sí, con todos. Con Massa, con Juan Manuel Urtubey, con Roberto Lavagna, con Miguel Pichetto… Se necesita la unidad de la oposición para ganar en primera vuelta. Cambiemos es competitivo por la división opositora; esa es su estrategia electoral, no las galimatías de Durán Barba.

—¿Hay conversaciones concretas con el peronismo federal?

—Hoy en el peronismo y en la oposición, todos charlamos con todos.

—Este proyecto de unidad opositora se parece al que propone Lavagna. ¿Cree que tienen la misma intención?

—Prefiero hablar de la unidad de toda la oposición y no sólo del peronismo. En Unidad Ciudadana dialogamos con expresiones no peronistas como Pino Solanas, Claudio Lozano, Víctor de Gennaro y Victoria Donda. Sí creo que es un error pensar una unidad amplia y ponerle un corset. La unidad para mí lleva consigo unas PASO y no una lista única. Si queremos imponer un consenso no legitimado por el conjunto de la sociedad nos podemos equivocar.

—Había generado expectativa su saludo con Urtubey en San Juan, ¿cree que hay chances reales de que él o Pichetto vayan a unas PASO con el PJ filo K?

—Es difícil, pero sin dudas existen probabilidades. Usted se sorprende del saludo con Urtubey, pero compartimos por doce años el mismo espacio político. La última vez que Juan Manuel ganó en Salta fuimos al festejo. No relativizo declaraciones de dirigentes que hoy parecen alejados de la unidad, pero los años me enseñaron el dinamismo de la política. Creo que la demanda social de unidad se hará sentir.

“Macri no tiene autoridad moral para hablar de corrupción y hacer campaña con ese tema”

—Muchos opinan que al Gobierno y al kirchnerismo les sirve polarizar porque así ambos crecen. ¿Usted cómo lo ve?

—No creo que exista tal polarización sino ansias de evitar cuatro años más de Macri, que es el infierno temido por los argentinos. No tenemos que plantear el escenario como quiere el macrismo. Y tiene que venir un gobierno cercano a la unidad nacional y no de un signo político. La coalición de gobierno debe ser más amplia que la electoral porque harán falta grandes acuerdos para salir de la crisis.

—¿Qué le parece que debería variar en la campaña peronista para que no se repita la derrota de 2015?

—Son escenarios totalmente distintos. En 2015 veníamos de doce años de gestión. La demanda de cambio era casi natural. Y Macri planteó mantener lo bueno y mejorar lo poco que pensaba que estaba mal. Pero las elecciones de 2015 no fueron en un escenario de crisis como hay hoy.

—¿Y qué le parece que se podría mejorar respecto de los últimos gobiernos kirchneristas?

—Como fuerza política se debe mejorar siempre. Pero la Argentina de 2003 tenía commodities en alza y un mundo que crecía. Lo que le tocó a Cristina tras 2008 es un mundo hacia la baja. Es un escenario distinto. Pero sólo se puede salir recomponiendo ingresos.

—¿Hoy Macri tiene viento en contra?

—Tiene el mismo mundo que tuvo Cristina en sus dos presidencias, la crisis de Lehman Brothers fue en 2008, pero las acciones fueron totalmente distintas. Cristina fortaleció el mercado interno y nacionalizó las AFJP.

—¿Y qué piensa del llamado cepo cambiario?

—Creo que está mal llamarlo cepo cambiario, pero pienso que no se puede tener un mercado cambiario sin regulación, sino pasa como hoy, que tenemos tanto de fuga de capitales como de deuda con el FMI. Después, si un pequeño inversor puede comprar 10, 50 o 100 millones que compre, será otro debate que la política argentina deberá darse.

—Si Cristina no se presenta muchos ven como más probable a un candidato peronista moderado o de consenso…

—El desafío de nuestro espacio es tener un candidato alternativo si Cristina no lo es, cosa que todavía no sabemos. Si ella es candidata, ya está, problema resuelto. Pero en ningún lugar preveo un candidato de consenso. Creo que si Cristina es candidata también habrá PASO. Y allí cada uno irá con su impronta.

—¿Se la imagina a CFK en unas PASO con dirigentes del PJ oficial como Scioli, Solá o también con Massa o Urtubey?

—Con cualquiera, con el que quiera competir.

—¿Cómo ve el escenario de balotaje? Se dice que Macri perdería más fácilmente contra un peronista moderado que contra un kirchnerista.

—Creo que Macri pierde el balotaje con cualquiera: con CFK, conmigo, con Massa o con Lavagna.

Carrió, Oliveto y el burako

—Parece que Macri centrará su campaña en la lucha contra la corrupción, haciendo foco en el peronismo, ¿esto puede influir en el electorado?

—Macri no tiene autoridad moral para hablar de eso. En el DNU de extinción de dominio no incluyó la evasión fiscal porque él, sus ministros y sus hermanos se dedican a eso. Debemos tener una agenda ética: no más funcionarios con plata en el exterior ni cuentas offshore.

—Y causas como la de los cuadernos, ¿cree que pueden influir en el voto?

—No. Pero sí creo que esa causa será vista como el mayor escándalo en la historia del Poder Judicial argentino. Ya tendrían que haberse ido de ella el fiscal Carlos Stornelli y el juez Claudio Bonadio. Stornelli no se presentó a declarar, cuando Cristina se presentó a ocho declaraciones en un día. Tenemos casi la plena certeza de que han extorsionado a cada uno de los arrepentidos. E involucra a dirigentes como Elisa Carrió y Paula Oliveto, que dicen investigar cuando en verdad se la pasan jugando al burako y consumiendo informes de servicios paraestatales.

Noticias Relacionadas