Los preparativos finales para el retiro de la camiseta de Manu Ginóbili en San AntonioDeportes 

Los preparativos finales para el retiro de la camiseta de Manu Ginóbili en San Antonio

La NBA es un universo en el que todo sucede con celeridad. Desde los 82 partidos de la temporada regular hasta las trayectorias de jugadores como Dwyane Wade, el ladero durante años de LeBron James, quien se está despidiendo de Miami, o Emanuel Ginóbili, quien bajó la persiana el año pasado y espera el jueves el retiro de su camiseta en San Antonio.

El estadio AT&T Center se utilizará el miércoles para un recital de un conocido de los argentinos: el canadiense Michael Bublé, marido de la actriz Luisana Lopilato. Apenas termina ese show, bien a la manera estadounidense, cambiará rápidamente el look para rugir por el gran ídolo de los Spurs.

Mirá también

Será uno de los momentos más trascendentes que tendrá el básquetbol argentino en su historia: la “20” quedará colgada del techo con el apellido Ginóbili en la espalda, para que nadie vuelva a utilizarla en la franquicia. 

Tapada en el techo del estadio AT&T Center, cuelga la camiseta 20 de Manu Ginóbili.
Foto: @infomanu

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Después de cuatro juegos al hilo como local en cinco días y de visitar a los vecinos Rockets, los Spurs se mudaron al Este, donde este domingo enfrentaron a los Celtics y donde jugarán el martes ante Charlotte. Pero volverán para enfrentarse el jueves a Cleveland.

No tendrá mucho peso específico ese partido ante uno de los peores equipos de la otra conferencia, más que la posibilidad de afianzar (quizás sellar) la clasificación a los playoffs, algo que en momentos más tempranos de la temporada parecía una posibilidad lejana.

Pero Gregg Popovich, como tantas otras veces, reencauzó el rumbo de su barco y lo condujo nuevamente a las puertas de otra postemporada, la que sería la 22ª consecutiva y permitiría igualar el récord de Philadelphia, logrado a medias con el viejo nombre de la franquicia: Syracuse Nationals.

Manu Ginóbili, el día de su penúltimo partido en la NBA.
Foto: AFP

Ginóbili no dio mayores precisiones respecto a sus sensaciones. Evitó hablar en público, aunque desde su retiro lo hizo en contadas ocasiones (la última, en un programa especial del canal de YouTube del humorista Radagast) y hay hermetismo respecto de si hablará antes de la ceremonia con los medios o no.

Sin embargo, dejó entrever cómo lleva la procesión por dentro con su público a través de sus redes sociales. En su cuenta de Twitter, por caso, contó una infidencia en su última visita al estadio, que no fue precisamente para un partido: “¡¡Anoche fuimos a ver a Pink al AT&T Center y lloré!! Parece que mi estado emocional para esta semana es delicado“.

🇦🇷Anoche fuimos a ver a @Pink al AT&T Center y lloré!! Parece que mi estado emocional para esta semana es delicado. 🤦‍♂️

🇺🇲We went to the @Pink concert last night and I cried. I guess it’s gonna be an emotional week! 🤦‍♂️

— Manu Ginobili (@manuginobili) March 22, 2019

Cuando fue elegido como abanderado de la delegación argentina para los últimos Juegos Olímpicos, un conmovido Luis Scola aseguró que se trataba del mayor logro que había alcanzado porque “excedía el deporte”. En este caso, si bien el homenaje tiene que ver con lo que Manu logró dentro de la cancha, también es algo parecido.

Ginóbili es un ícono de San Antonio, un faro para un estado cuya comunidad latina y lazos con la sangre hispana son fortísimos. Para una gran porción de habitantes de San Antonio, se trata del jugador más querido en la historia de la franquicia, aunque no sea el mejor, puesto que le reservan a Tim Duncan.

Glorias de los Spurs: Emanuel Ginóbili, David Robinson, George Gervin, Sean Elliott, Bruce Bowen y Tim Duncan.

El sitio web de los Spurs tiene una sección exclusiva para el bahiense, titulada “Gracias Manu”, con solapas entre las que pueden encontrarse los “Momentos Manu”, que recopilan entrevistas de diversos compañeros, entrenadores y amigos que recuerdan sus vivencias con el argentino. También hay breves clips con cada uno de los cuatro campeonatos que logró San Antonio con el escolta y las mejores jugadas del argentino en sus 16 años con la camiseta negra y plata.

Su esposa Marianela y sus hijos Dante, Nicola y Luca; sus padres, Yuyo y Raquel; sus hermanos, Leandro y Sebastián; compañeros de la Generación Dorada como Fabricio Oberto, Juan Ignacio Sánchez, Pablo Prigioni y Luis Scola; y decenas de amigos y cientos de fanáticos dirán presente en la ceremonia pos partido. Millones lo seguirán por televisión, Internet y redes sociales.

Será otra de las hazañas de Ginóbili: convertir en histórico un momento en el que ni siquiera picará una pelota naranja.

Noticias Relacionadas