La inversión extranjera directa marcó un dato positivo con récord de u$s725 MEconomía 

La inversión extranjera directa marcó un dato positivo con récord de u$s725 M

La Inversión Extranjera Directa (IED) sorprendió en febrero con una cifra récord de u$s725 millones, al tiempo que después de nueve meses la entrada de dólares financieros revirtió su flujo negativo y dejó un saldo neto de u$s175 millones.

Los datos surgen del informe del balance cambiario elaborado por el Banco Central, el cual advierte que la formación de activos externos -una medida aproximada de la fuga de capitales- alcanzó el mes pasado u$s965 millones, por debajo de los u$s1.958 millones de enero y de los u$s1.343 millones del mismo mes del año pasado. Así, esta variable finalizó el primer bimestre con un rojo de u$s2.923 millones y se espera que alcance los u$s22.000 millones en 2019 (u$s6.000 millones menos frente al 2018), equivalentes a un 5% del PBI, estimó la consultora LCG.

Lo cierto es que por segundo mes consecutivo la cuenta corriente cambiaria arrojó un saldo positivo, que esta vez fue de u$s448 millones. Esto fue consecuencia de un derrumbe del 30% en el pago de importaciones tras la disparada del dólar y la recesión, que hundió la demanda por los encarecidos productos extranjeros. En tanto, se observó cierta retención del sector oleaginoso, que liquidó un 10% menos en comparación con el año pasado.

Por su parte, la balanza de servicios fue deficitaria en u$s505 millones, menos de la mitad de lo que mostró en febrero de 2018, y se explicó en un 92% por la cuenta viajes, pasajes y pagos con tarjeta, según LCG.

A su vez, el ingreso primario fue negativo en u$s463 millones por pagos de intereses netos por u$s413 millones que hizo el Gobierno al Fondo Monetario Internacional, organismos internacionales y acreedores privados.

Si se suman los vencimientos de capital, el Tesoro pagó un total de u$s3.341 millones (principalmente Letes en moneda extranjera), detalló el BCRA, que fueron compensados por emisiones de deuda por u$s4.323 millones, principalmente Letras en pesos y dólares.

“En febrero, los clientes de entidades compraron en el mercado de cambios unos u$s406 millones, mientras que el conjunto de entidades autorizadas a operar en cambios ofertó u$s824 millones, colaborando a que el tipo de cambio se mantuviera durante la primera quincena del mes por debajo de la zona de no intervención, hecho que llevó al BCRA a comprar u$s418 millones”, explicó la autoridad monetaria en el reporte.

Durante ese mes, las reservas internacionales brutas aumentaron en u$s1.204 millones.

Mientras tanto, la IED mostró su valor más alto de la serie y la inversión en cartera volvió a terreno positivo después de nueve meses. La reversión de los dólares financieros fue la principal causa por la que el tipo de cambio se disparó más de 100% durante el año pasado, luego de que el Gobierno eliminara por completo cualquier traba para el ingreso y la salida de los flujos especulativos.

Noticias Relacionadas