“Para salir de esta crisis hay que pensar en la producción”Economía 

“Para salir de esta crisis hay que pensar en la producción”

Debemos esperar que continúe la tendencia a la baja en los indicadores de actividad industrial e incluso se verán números oficiales más negativos porque el Indec capta sectores que la UIA no. Y es deseable que así sea ya que esa muestra deja entrever que hay algunos más perjudicados.

Los próximos números serán aún más negativos y, sin ir más lejos, en febrero la baja en la industria se acentuará. Los números de la producción de acero del mes pasado ya mostraron caída y en enero todavía estaban en positivo, entre otras cosas por la inclusión de paradas técnicas de plantas.

La recuperación a nivel numérico puede llegar a venir por mayo pero simplemente por la baja base de comparación. Recién para el segundo semestre lo que lo va a tirar para arriba será la cosecha, que va a impactar en el rubro de molienda de oleaginosas. Si el Gobierno hubiese diseñado un esquema de retenciones con cierta lógica, el impacto podría ser mayor en el número total pero la expectativa es que sea menor al esperado.

Es cierto que habrá una recuperación por una comparación de cosechas pero va a haber menos incentivos a la molienda y mayor a la exportación del poroto, por el esquema de retenciones sin diferencial, al mismo tiempo que los demás países tienen un derecho de exportación más alto para la exportación de aceite que de soja.

Más allá de la agroindustria, también se ve el mismo esquema negativo en la automotriz, en donde caen las exportaciones a Brasil -que era uno de los tractores existentes-. Eso porque está mal pensado el esquema de reintegros y retenciones, que persigue un criterio fiscalista y sin tener en cuenta las distintas implicancias que puede tener sobre el programa productivo y comercial, lo que termina sacando del mercado a las industrias argentinas. Cuanta más integración nacional hay, menos posibilidades de conseguir reintegros. Y se aplica un derecho de exportación relativamente alto en relación a lo que son los costos locales.

En materia de empleo, hasta diciembre hubo una caída generalizada en todos los sectores, con la industria registrando una menor incidencia. Pero a la vez hay que tener en cuenta que ya viene con un arrastre de pérdidas de mayor tiempo.

Tenemos esas proyecciones para la parte productiva. Pero lo cierto es que un factor que agrava esta situación es el esquema financiero con altas tasas de interés, que subieron casi 15 puntos en los últimos 45 días, por temas relacionados con la macro. Y con créditos que no existen ni ahora ni antes. Se trata de una política financiera que no está pensada para fomentar la producción.

Por eso creemos que para salir de esta crisis hay que pensar en la producción.

*Director del CEU-UIA

Noticias Relacionadas