Cómo hizo Messi para cambiar la historia de Barcelona en 15 añosDeportes 

Cómo hizo Messi para cambiar la historia de Barcelona en 15 años


El festejo de Messi ante Atlético de Madrid Fuente: AFP


Lionel Messi

y Luis Suárez, artífices de la campaña, también aparecieron en el partido que a

Barcelona

le puede dejar servido en bandeja de plata un nuevo título, el que representará el octavo de las últimas once Ligas de España. Una hegemonía que ya supera una década y se explica en buena medida por la influencia del rosarino. En 75 años, entre 1929 y 2004, Barcelona obtuvo 16 campeonatos locales, gracias a la influencia de Kubala y Johan Cruyff en diferentes épocas. Desde que debutó Messi -en octubre se cumplirán 15 años-, las conquistas serán diez, salvo que una hecatombe le quite el actual torneo, en el que le sacó 11 puntos de ventaja con 21 en juego a Atlético de Madrid, al que venció 2-0 en los últimos seis minutos, con goles (para variar) de Suárez y Messi.

En la era Messi, Real Madrid, poseedor del récord con 33 títulos de liga, obtuvo apenas cuatro. La máquina de derribar estadísticas que es el N° 10 se apoderó este sábado del récord de victorias por la Liga, con 335 en 447 encuentros, una más que Iker Casillas, ícono madridista. Una producción constante y sostenida en el tiempo, que justifica la propuesta de un contrato hasta que se retire que le hará el presidente Josep María Bartomeu. El vínculo vigente vence a mediados de 2011. Hace 10 días, en en una entrevista con una radio de la Argentina, Messi no descartó la posibilidad de completar su carrera en el Barça, no solo por lo futbolístico, sino también porque su familia está muy adaptada a la vida en tierra catalana. Admitió que lo único que alteraría este plan es un retiro en el club del que es hincha y donde empezó su carrera: Newell’s.


Abril de 2010: Messi recibe instrucciones de Pep Guardiola, el DT que más influyó en su carrera

En el imperecedero duelo con Cristiano Ronaldo (inactivo en las últimas semanas por una lesión muscular sufrida con el seleccionado de Portugal), Messi alcanzó los 414 goles por torneos de liga, la misma cantidad que el delantero de Juventus, que suma en Manchester United (84), Real Madrid (311) y la Vecchia Signora (19).

El golazo al Atlético de Madrid

En más de siete años al frente del Atlético de Madrid, Diego Simeone sigue sin poder festejar un triunfo en el Camp Nou, si bien ese estadio le trae uno de los mejores recuerdos de su carrera de entrenador porque allí celebró la liga 2013/14 con un 1-1 en la última fecha. Ayer necesitaba los tres puntos para acortar distancias, pero el objetivo se le puso muy cuesta arriba desde los 28 minutos del primer tiempo, cuando Diego Costa fue expulsado por exceso verbal; el delantero lanzó un insulto al aire que el árbitro, con un criterio muy riguroso, interpretó que iba dirigido hacia él.

El papel de equipo duro y resistente que habitualmente asume el Atlético esta vez se vio incrementado, aunque el Cholo realizó un par de cambios ofensivos en busca de la hazaña. Cinco minutos después de la tarjeta roja a Costa, Ángel Correa reemplazó a Arias en el lateral, puesto que pasó a ocupar el volante Thomas. Simeone quiso mantener dos atacantes, en un esquema 4-3-2, con Correa y Griezmann adelante. El 0-0 se fue sosteniendo en gran medida por las tapadas de Oblak ante remates de Messi, Suárez, Coutinho y Malcom.

El Atlético asumió más riesgos al sumar un tercer delantero, Álvaro Morata, por Filipe Luis en el lateral izquierdo, espacio que cubrió otro volante, Saúl. Con menos recuperación en la zona media, el conjunto de Simeone disputó la clase de partido que menos está acostumbrado: en las áreas, a matar o morir. Salvo un cabezazo desviado de Rodrigo en un tiro libre, el escolta no estuvo cerca del milagro. Cada vez más apurado en sus últimos metros, Oblak volaba de un lado a otro para evitar la derrota.


Messi y sus Balones de Oro, en 2013

Pero frenar a Messi y Suárez suele ser una misión imposible. A seis minutos del final, el uruguayo definió desde fuera del área con un preciso remate cruzado junto a un poste. Dos minutos después, Messi condujo un contraataque por la derecha y, tras dejar sentados a Giménez y Godín -imagen que recordó a Boateng ante Bayern Munich-, tocó de zurda para tomar a contrapié a Oblak.

En dos minutos, la dupla letal resolvió lo que no había podido en los anteriores 80. Messi, que se encamina a un nuevo Botín de Oro, es el goleador de la Liga, con 33, seguido por Suárez, con 20. Entre ambos hicieron el 65 por ciento (53 de 81) de los tantos de Barcelona. Y esos 53 son una cantidad superior a los goles anotados por 18 equipos de la Liga, con excepción de Real Madrid, que suma 55.

Messi es verdugo habitual del Atlético: le convirtió 29 goles; solo Sevilla lo sufrió más, con 36. Leo también es el futbolista que más triunfos oficiales celebró el Atlético de Madrid, 23, uno más que Andoni Zubizarreta (exarquero del Barça) y Casillas. En la cuenta regresiva para otra vuelta olímpica, Barcelona ya se enfoca en Manchester United, rival el próximo miércoles por la ida de los cuartos de final de la Champions League.


El clásico gesto de la Pulga en cada uno de sus goles de Barcelona Fuente: Reuters

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Noticias Relacionadas