Aparecieron los dólares y al menos por un rato, nadie quería comprarlosEconomía 

Aparecieron los dólares y al menos por un rato, nadie quería comprarlos

Para los operadores financieros, la incertidumbre electoral es como un río revuelto. Haciendo lo correcto en el momento indicado, se puede ganar mucha plata. Es lo que pasó estos días, con la suba del riesgo país y el costo de los seguros contra default como telón de fondo.

Según le contaron a este diario desde un fondo de inversión extranjero, lo que ocurrió es que se produjo cierto desarbitraje de precios entre la cotización de títulos de la deuda en dólares y el costo de los seguros contra default. Aprovechando el aumento de los temores a un resultado electoral no deseado por el mercado, algunos inversores pudieron armar una “martingala” sacando ventaja en una ventana de oportunidad que les dejó una ganancia importante – mientras esa ventana estuvo abierta-, capitalizando además el desarme de posiciones de inversores que se asustaron por el derrumbe de las cotizaciones que se observó entre el lunes y las primeras horas de ayer.

Mirá también

Lo cierto es que en los tres primeros días de la semana la suba del riesgo país, la circulación de encuestas a priori negativas para el Gobierno, el ida y vuelta de los precios de las acciones y los interrogantes sobre el mercado cambiario pusieron a muchos al borde un ataque de nervios.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La situación -al menos financiera- comenzó a tranquilizarse ayer. El riesgo país arrancó subiendo más del 3% pero terminó casi neutro y las acciones subieron 1,4% mientras el dólar caía casi 1%. Anoche, el costo de los seguros contra default arrancaba para abajo.

Incluso en medio de la incertidumbre algunos operadores financieros -que temen a un triunfo de CFK- buscaban mirar el vaso medio lleno. “Si las encuestas le dan mal al Gobierno, crecen las chances de polarizar, dejando en posición desfavorable a un eventual tercer candidato”.

Si hubo un quiebre de tendencia o solo la típica volatilidad de estos días, se verá con el correr de las ruedas.

Pero un hecho no pasó desapercibido. Y es que el dólar anotó su tercera baja consecutiva seguida. Ayer quedó casi un peso debajo del cierre del viernes. Y este miércoles se produjo un hecho notable. Cerca de las 14.30 desaparecieron los compradores de dólares de las pantallas que agrupan a la izquierda las ofertas de compra de dólares y a la derecha las propuestas de venta (ver foto). Esto fue una clara señal de que el mercado sigue esperando que -si nada raro ocurre aquí, pero también en el exterior- la tendencia del tipo de cambio es a la baja. El mercado ya está procesando los dólares de los exportadores de cereales y se prepara para recibir, desde el lunes próximo, los 60 millones de dólares por día que empezará a subastar el Tesoro, en acuerdo con el Fondo Monetario. En la city no descartan que en una o dos semanas el BCRA vuelva a comprar dólares.w

Noticias Relacionadas