Cristiano Ronaldo jura: “No soy un vendehumo” y se define como “bicho” en el diario El PaísDeportes 

Cristiano Ronaldo jura: “No soy un vendehumo” y se define como “bicho” en el diario El País


3 de mayo de 2019  • 13:52

El fútbol mundial quizás no tenga en la historia una puja de estrellas contemporáneas tan importante como la de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Hoy, mientras la Pulga viene de festejar en la Liga de España con Barcelona, se ilusiona con una nueva consagración en la Champions League. En cambio el portugués quedó eliminado prematuramente con Juventus del máximo torneo europeo.

Más allá de que deportivamente quedó en un segundo plano, CR7 se hizo notar en una entrevista con ICON, de El País, en donde se refirió primero a su nueva aventura empresarial (implantes de cabello), pero abordó también muchos otros temas. “Me odian porque soy guapo y rico”, llegó a decir alguna vez tras salir abucheado de un campo rival.

La persona con más seguidores en Instagram en el mundo (163 millones), que acumula 28 galardones entre ligas domésticas, champions, eurocopas, supercopas y balones de oro, se entregó al ida y vuelta de preguntas y respuestas con ICON.

-¿Elegir club o elegir negocio?

-Pienso que es más fácil elegir negocio que elegir un club. Aunque en un club juegas con muchas cosas y tienes que pensar mucho, mucho y mucho, un negocio acaba por ser algo que tú no controlas al 100%.

-¿En quién confía a la hora de decidir dónde invertir?

-Básicamente, para elegir negocio confío en los mismos que a la hora de elegir club: mi familia, mis amigos más cercanos. Mis hijos todavía no pueden dar una opinión [los mellizos cumplen en junio dos años y la pequeña un año y medio], aunque, bueno, el Cris [Cristiano Ronaldo Jr., su hijo mayor, de ocho años] ya da alguna opinión, pero es muy joven. Al final es el equipo que vas formando a través de los años, y no solo para el fútbol, también para el mundo empresarial.


-¿Por qué un negocio como éste?

-El capilar es un verdadero problema. Esto es para ayudar a la autoestima de la gente. Una señora antes me ha dicho: “Pero tú no tienes falta de cabello”. Yo ahora no, pero un día puede pasar. Genéticamente, en mi familia nadie tiene estos problemas, pero ya sabes que todo cambia. El estrés, la mala alimentación. En la estética debes dar un paso adelante.

Sé que la gente está con una escopeta esperando que Cris falle un penal, o que fracase en un partido crucial. Pero es parte de la vida y debo estar preparado

Cristiano Ronaldo

-¿No se cansa de tener que demostrar algo todo el rato a todo el mundo?

-No te voy a negar que a veces me fastidia y cansa porque parece que todos los años debes probar que eres muy bueno. Es difícil. Tienes lo que tienes por contar con esa presión adicional de tener que demostrar algo a la gente, no solo por ti. También a la gente que está alrededor. Tu familia, tu madre, tu hijo. “Cris, tienes que ganar mañana”. Eso te hace más activo. Siempre tienes que entrenar, pero llega un momento en que dices: “Mira, déjame.”.

-¿Aún disfruta con el fútbol?

-Yo veo el fútbol como una misión: ir al campo, ganar, hacerme mejor. Esos momentos en que iba al campo pensando “¡voy a driblar!”… te soy honesto: esos momentos ya no los tengo. Hay una presión adicional. La gente siempre está juzgando: “Está acabado ya. Tiene 33, 34 o 35 años, ya lo debería dejar”. Y tú quieres sorprender a la gente: aquí sigue el bicho.


Fuente: AFP

-¿Cree que algunos han llegado a pensar que usted se ha convertido en una especie de robot?

-No creo que crean que soy un robot, pero sí me ven como una persona que nunca puede tener un problema, nunca puede estar triste, nunca puede tener preocupaciones. La gente identifica el no tener problemas, el éxito, con el dinero. ¿Cómo puede estar triste o tener un bajón Cristiano si tiene millones? Debes entender que la gente no piensa como tú, no ha vivido ciertos momentos, no tiene una cultura mayor de lo que se les permite. Pero lo entiendo. Sé que la gente está con una escopeta esperando que Cris falle un penal, o que fracase en un partido crucial. Pero es parte de la vida y debo estar preparado. Yo llevo preparado desde hace ya muchos años.

-¿En qué momento recuerda haberse acostumbrado a todo esto que me cuenta?

-No sé el momento en que me acostumbré a esto, pero sí es cierto que sentí presión desde muy joven. Cuando vine para Madrid fui el jugador más caro de la historia. En Manchester, después de ganar mi primer Balón de Oro a los 23 años, la gente ya pensaba: “Mira, éste tiene que estar a tope”. En los últimos diez, doce años, siempre he tenido esa presión adicional.

-¿Qué es lo primero que hace cuando llega a un club nuevo?

-Lo primero que hago es ser yo, no ser más. Mi ética de trabajo es siempre la misma. Si un dueño de una empresa llega y empieza a rajar de todo el mundo, la gente no le verá como un líder. Dirá: “Este es mi jefe, pero no me trata bien”. Debes ser humilde, aprender que no lo sabes todo. Si eres listo, captas cositas que te hacen mejorar como atleta. En la Juve me adapté perfectamente. Vieron que no soy un vendehumo. Es Cristiano y es lo que es porque se cuida. Una cosa es hablar y otra, hacer. ¿Por qué gané cinco Balones de Oro y cinco Champions?


Fuente: AFP

-Tras irse del Real Madrid, ¿no tuvo la tentación de abrir este negocio en otro lugar?

-Mi familia es de aquí, nacieron aquí, he estado nueve años en la ciudad. Muchos momentos que he vivido aquí no se pueden apagar. Yo me fui a la Juve y si quería decía: “Mira, vamos a abrir la clínica en otra ciudad”. Pero no. Seguí con lo que planteamos porque Madrid me ha dado mucho, ¿cómo lo voy a olvidar?

-¿A pesar de todo?

-Claro. Los españoles me trataron bien. Quería darles unos puestos de trabajo, independientemente de tener los problemas que he tenido con Hacienda, porque eso no lo puedo olvidar ni esconder, mi vida es un libro abierto. Yo voy con la cabeza erguida, sé que la gente me quiere, sabe que yo he dado mucho al club y este también me ha dado mucho. Por la calle me dicen: “Cris, vuelve a casa, esta casa es siempre tuya”. Me gusta escuchar eso.

-¿A quién afectan más las polémicas alrededor de su vida privada? ¿A usted o a su entorno?

-Me gustaría ser el escudo y todos mis problemas solucionarlos yo. Ya sabes, siendo una de las personas más mediáticas del mundo no es fácil ocultar cosas. Hay gente a la que le gusta Cristiano y gente a la que no. Cuanto más arriba estás, más te quieren tirar para abajo. Como digo siempre, en mi vida profesional no pasa nada por criticarme, es mi trabajo. Pero mi vida personal es más íntima, tengo novia, hijos, madre, hermanos, amigos. Yo no puedo irme a casa cuando pasa algo y llorar. Si viene un problema, vamos a intentar buscar una solución. Solo no hay solución para la muerte.

-¿Cree que en alguna ocasión ha sido demasiado sincero?

-Alguna vez sí. Pero, mira, si yo tengo todo lo que tengo y gano lo que gano, algo bien estaré haciendo. Soy el tío con más seguidores del mundo. ¿Por qué? La gente igual se identifica conmigo, o doy más chispa, ¿sabes? Es así.


Fuente: AFP

-Igual es el que más tiene porque es de los que más disfrutan la fama.

-Me sale, es que es natural.

-Si pusiéramos un micrófono en los vestuarios, ¿se acababa el fútbol tal y como lo conocemos?

-No. En los vestuarios, en el de la Juve, en el del Real Madrid, se habla de cosas normales de fútbol.

-¿Ha hecho amigos en este deporte?

-Te podría decir que sí. A ver, no es que no se hagan, yo tengo, pero no te negaré que es un mundo difícil. Es como si preguntas a una modelo si tiene muchas amigas modelos. Te podría decir que sí, pero en realidad muy pocas veces estará ella cenando en su casa con modelos como ella.


Crédito: Adrian Quiroga

-¿Por qué no se oye a nadie plantear la opción de que usted se convierta en entrenador tras retirarse?

-No lo descarto.

-¿Ha pensado en retirarse en Barcelona? Hay playa.

-Ja, ja, ja… Barcelona no es para mí, no. Fui ahí una o dos veces y sentí que ahí no les gusta mucho Cristiano. Pero es normal por la rivalidad. No pasa nada.

-Sabe que si el próximo partido pierde la Juve alguien dirá que es porque usted ha estado aquí con sus asuntos.

-La gente no sabe diferenciar las cosas. Yo sí. Un negocio es un negocio, pero yo mañana ya estoy machacándome en el gimnasio, corriendo y concentrándome en los partidos que vienen. No me preocupo porque sé que tengo gente competente como yo, gente buena fuera de las áreas que yo controlo. No todos los jugadores pueden presumir de tener una clínica de pelo, hoteles, gimnasios. Eso se conquista, no cae del cielo. Hay que trabajar duro.

Noticias Relacionadas