Declaración de interés: Fiesta de la Santa Cruz y el Santo Patrono Francisco de PaulaSociedad 

Declaración de interés: Fiesta de la Santa Cruz y el Santo Patrono Francisco de Paula

Jujuy al día® – El 3 de mayo se celebra en Uquía, provincia de Jujuy, la fiesta de la Santa Cruz y el Santo Patrono Francisco de Paula. La senadora nacional Silvia Giacoppo (UCR/Cambiemos),  presentó un proyecto para que el Senado de la Nación declare de interés este festejo.

“Uquía es un lugar que merece ser visitado y
reconocido. Una parte de nuestra historia vive allí”, señaló.

Señala Giacoppo al fundamentar su proyecto que
“el 3 de mayo Uquía se viste de fiesta. Lugareños y turistas se sienten
atraídos por las salvas de bombas y las campanadas de la antigua capilla. En
esta fecha se realiza una doble celebración, la de la Santa Cruz y la del Santo
Patrono de Uquía, San Francisco de Paula, que comienza días antes con la novena
que finaliza el día 2”.

El festejo tiene su inicio con la entonación
del Himno Nacional ejecutada con instrumentos autóctonos, luego la solemne misa
con la intervención de los coros de jóvenes que entonan sus cánticos.
Finalizada la misa, se inicia la procesión encabezada por las bandas de sikuris
que recorrerá las calles del pueblo, deteniéndose al frente de las casas cuyos
dueños previamente habrán sacado una mesa adornada con flores esperando su paso
para pedir por sus enfermos o situaciones particulares. En tanto los fieles con
fervorosa devoción portarán en andas a la Santa Cruz, a San Francisco de Paula
y otras imágenes.

Luego será el turno del desfile de las
delegaciones escolares, asociaciones gauchas y las diferentes bandas de sikuris.
Ya por la tarde se realizarán otras actividades para la distracción de los
concurrentes.

“Uquía se encuentra a 115 kilómetros de San
Salvador de Jujuy a 2.900 m.s.n.m a 19 km de Huacalera y a 11 km de Humahuaca.
Originalmente quienes la habitaban, eran los indios Uquias, de quienes tomó su
denominación”, destaca la senadora y agrega que “mezclada entre las viviendas
del lugar, se encuentra la Iglesia de San Francisco de Paula, edificada hacia
el año 1691 y declarada Monumento Histórico Nacional en 1941. Sus paredes son
originales de adobe, de más de un metro de ancho, sobresaliendo la torre que se
encuentra separada del edificio principal. El altar mayor ha sido tallado a
mano en madera y dorado a la hoja. Pero, lo más destacable se encuentra en sus
paredes simples y blanquecinas y, es allí donde se plasma la llegada a América
del estilo neoclásico, refugiándose el barroco en los pueblos indígenas, lo que
aquí es llamado Arte Mestizo Andino”.

“Los motivos religiosos, como ángeles,
vírgenes y santos, ajenos totalmente al mundo indígena, se fueron integrando
hasta constituir un paralelismo en sus creencias”.

“En ese estilo, y en esas paredes, se destacan
las figuras de ángeles con rostros de rasgos marcadamente andróginos y alas
celestiales. Se trata de una de las dos únicas colecciones del país de “Ángeles
Arcabuceros”, pinturas realizadas en el siglo XVII por indígenas de la Escuela
Cuzqueña. Uquía atesora un testimonio único del encuentro entre dos culturas,
materializado en forma de conquista y dominación”, recuerda Giacoppo.

Uquía no sólo es famosa por los Ángeles
Arcabuceros de las pinturas cuzqueñas que adornan la iglesia, sino también por
los estratos rocosos de sus cerros que encierran un invalorable tesoro
paleontológico. Estos estratos tienen una antigüedad entre uno y tres millones
de años. En esos paseos se destacan la Quebrada de las Señoritas, de
interesantes formas geológicas de color rojo profundo en un mágico entorno. Se
puede asimismo visitar un molino hidráulico de principios del siglo pasado,
como asimismo las ruinas y pircas de una población indígena prehispánica.

“Todas estas atracciones, sumadas a la fe
religiosa, convierten a Uquía en un lugar que merece ser visitado y reconocido.
Una parte de nuestra historia vive allí”, concluyó Giacoppo.

Noticias Relacionadas