El Banco Central define una muy leve rebaja de la tasa de interésEconomía 

El Banco Central define una muy leve rebaja de la tasa de interés

Este lunes, antes de las 10 de la mañana -hora en que arranca a operar el mercado cambiario argentino- el Banco Central comunicará cuál será la tasa de política monetaria que regirá al menos durante julio. Desde abril, esa tasa está en el 62,5% y se estima que podría ser rebajada muy levemente, a un nivel que rondaría el 60%.

Mirá también

​En los últimos 90 días el panorama monetario y financiero ha mejorado bastante. La inflación comenzó a descender, y lo mismo hicieron las expectativas de inflación. Lo más llamativo: el dólar se enfrió, llegando a valer el último viernes 7% menos que a fines de abril.

Mirá también

Ante ese escenario, el Comité de Política Monetaria del BCRA integrado por el Presidente, Guido Sandleris, el Vicepresidente, Gustavo Cañonero, la Vicepresidente segunda, Verónica Rappoport, el director Enrique Szewach y el Subgerente General de Investigaciones Económicas Mauro Alessandro, definirá, trascendió, una muy leve reducción de la tasa. En el mercado especulan que podría ser fijada en torno al 60% anual.

Mirá también

En el Central están convencidos de que a pesar de que el contexto financiero ha mejorado sensiblemente en comparación a la zozobra que se observaba en marzo y abril -hasta que el FMI autorizó a que el BCRA interviniera libremente en el mercado cambiario- quieren avanzar muy cuidadosamente en el relajamiento del rigor monetario que están aplicando. Saben que hay que superar el test de las PASO. Las estimaciones electorales, y un eventual mal resultado para el Gobierno en dicho test electoral, pueden despertar la tensión cambiaria que hoy parece apaciguada.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Por otra parte, la conducción del Banco Central aceptan que las tasas actuales atentan contra la recuperación del crédito, pero en cierta forma reconocen que entre actividad económica y calma cambiaria, eligen sin dudas la segunda opción, porque en definitiva el precio del dólar es el que puede definir la suerte del Gobierno en las elecciones.

Tampoco quieren repetir el error de principios de año, cuando se dejaron arrastrar por la mejora del contexto global y la entrada de dólares y llevaron la tasa al 42% en los primeros días de febrero. El mal dato de la inflación de ese mes obligó a un volantazo violento, y las tasas volvieron a dispararse al 74% a fines de abril.

Para Federico Furiase, de la consultora Eco Go, “el piso de tasa Leliq tiene que ser consistente con un piso de tasa badlar equivalente (ajustada por encajes) que deje un colchón de tasa mensual real positiva frente a la inflación esperada, que satisfaga al inversor que decide invertir en pesos en lugar de pasarse en dólares”.

Hecha esa apreciación, Furiase concluye que con una supuesta tasa piso del 59% anual para las Leliq, el piso de Badlar para plazo fijo menor a 30 días se ubicaría en torno a 47.3%, consistente con una tasa efectiva mensual de 3,94% positiva ante una inflación esperada en torno a 2.5% mensual para los próximos meses”.

Noticias Relacionadas