Suba de naftas: impuestos, biocombustibles y el precio del crudo pesaron más que la baja del dólarEconomía 

Suba de naftas: impuestos, biocombustibles y el precio del crudo pesaron más que la baja del dólar

¿Por qué están subiendo los precios de los combustibles si el dólar está bajando? El último aumento dejó desconcertados a los dueños de las estaciones de servicio, cuyas ventas están en retroceso. Sin embargo, en las petroleras entienden que existen motivos para la corrección.

Por un lado, está la parcial aplicación de un impuesto (a los combustibles líquidos), más una suba en los costos generados por los biocombustibles, que se utilizan para cortar las naftas. También calculan que la recomposición anual aplicada -de un 18% ente enero y julio- aún se encuentra por debajo de la inflación acumulada para ese período.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Pero, además, se avecinan las elecciones y suele ser un momento de quietud para los surtidores. Desde 2009, cada comicio -legislativo o presidencial- estuvo signado por estabilidad en los importes de los combustibles por un período que va entre agosto y octubre, con raras excepciones.

Las petroleras suelen justificar los aumentos por la evolución del peso frente al dólar, o por la cotización del petróleo crudo a nivel internacional. En junio, el peso atravesó la mayor apreciación del año frente a la moneda estadounidense. Y aunque el petróleo crudo osciló, la variedad de referencia en utiliza el país (Brent) cotiza hoy a un menor valor que hace un mes. “No se utiliza la cotización del Brent del dia a dia para fijar los precios. Se usan promedios mensuales y en esa perspectiva hay una suba”, refutan en las compañías.

Mirá también

“Los precios estuvieron desfasados varios meses, es decir que las empresas vendíamos a pérdida. Además, hay que extender la mirada y fijarse la contribución que los combustibles (sacando biocombustibes e impuestos) hicieron al proceso de baja de la inflación”, razona un ejecutivo de la industria.

El peso está atravesando un momento de fortaleza. Eso le quitó presión a las petroleras. Cuando el dólar se ubicaba por arriba de los $ 45, las compañías hablaban de un atraso de entre 6% y 20%. Pero luego sobrevinieron incrementos de precios y apreciación de la moneda, por lo que el desfasaje es menor.

Fuentes oficiales entienden que “los precios son libres y eso permite que las petroleras inviertan, como se está viendo en Vaca Muerta”. En el Gobierno entienden que haber aplicado un tercio del impuesto a los combustibles líquidos fue una forma de alivianar de su parte.

Estados Unidos está arrancando su temporada de verano con la nafta más barata que hace un año. Es un dato relevante para los consumidores de ese país, ya que los viajes en autos se incrementan en ese período porque coincide con el receso escolar y las vacaciones, como pasa acá en enero-febrero. En ese país, el litro promedia los 79 centavos de dólar, aunque hay vaivenes según la región. De todas formas, es más barato que en la Argentina, donde el litro quedó por arriba del dólar en Buenos Aires y más cerca de US$ 1,10 en el interior.

En el ranking regional, el combustible argentino está más barato -en dólares- que el de Brasil (US$ 1,16) y Chile (US$ 1,24). Está muy parecido al de Paraguay (US$ 1,08). En el continente, otros países productores, como Bolivia y Ecuador son más económicos (en un rango de US$ 0,50), mientras que Canadá se maneja en rangos similares al argentino. 

En el sector hablan de “catch up” cuando los precios de venta al público quedaron alineados con la devaluación o el comportamiento de otras variables. Ese punto estaría cercano. Además, durante las elecciones, las empresas suelen olvidarse de las remarcaciones. En agosto, ya habrá PASO. En todas las ocasiones anteriores (de 2011 a 2017), el proceso eleccionario estuvo acompañado por calma en los importes.

Noticias Relacionadas