Hoy se cumplen 40 años de la cancha que es orgullo de Platense en FloridaDeportes 

Hoy se cumplen 40 años de la cancha que es orgullo de Platense en Florida

Platense abandonó su estadio de Manuela Pedraza y Crámer y a partir de ese momento estuvo jugando en canchas alquiladas hasta que finalmente ocho años más tarde estrenó su nueva casa, el estadio Ciudad de Vicente López, el 22 de julio de 1979 en un partido ante Gimnasia de La Plata correspondiente al torneo Petit, más comúnmente conocido como el “Cuadrangular de la Muerte” que también disputaron Atlanta y Chacarita.

El Calamar finalmente terminaría ganando ese certamen y asegurando su lugar en Primera, por lo que se puede asegurar que el nuevo estadio de Vicente López vino con la permanencia bajo el brazo.

Una postal de la platea de Platense en su inauguración en 1979

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Platense se quedaría en la máxima categoría del fútbol argentino por 20 años más -descendió de local ante River en 1999- y a partir de ese momento militaría en distintas categorías del fútbol de ascenso. Actualmente, el Calamar está buscando retornar a Primera División de la mano del entrenador Fernando Ruiz y de sus jugadores.

En el lapso de tiempo que lleva construido el Ciudad de Vicente López vio pasar grandes jugadores como Marcelo Espina, Claudio Spontón, Lucas Pusineri, Eduardo Coudet, David Trezeguet, Gonzalo Bergessio, Juan Mercier, Daniel Vega, José Chatruc, Luis Islas, Claudio Borghi, Carlos Alfaro Moreno y José Luis Petti, entre otros.

El estadio de Platense hoy: el lateral Nicolás Morgantini realiza ejercicios durante la pretemporada (Prensa Platense)

El Ruso Spontón, que jugó en Platense entre 1987/90, 1994 y 1997/99, destaca lo que significa vestir la pilcha calamar en el estadio Ciudad de Vicente López: “Para mí el estadio de Platense es como mi segunda casa y el lugar en el que pude cumplir mi sueño de ser jugador profesional y de lograr cosas importantes, porque jugando para el Calamar fui citado a la Selección y también me vendieron a River. En el Ciudad de Vicente López tuve alegrías, como formar parte del equipo que fue puntero y también de terminar goleador de un campeonato junto a Marcelo Espina, pero también tristezas: la más grande fue el descenso que sufrimos en 1999. En ese momento dije que se incendiaba mi casa y que no la pude salvar; es un herida que todavía me duele y que solamente va a cicatrizar cuando Platense vuelva a Primera”.

ZONIMA20130626_0025 PROPIAS OLE Figura. En Platense Trezeguet se dio a conocer. Fue su primera experiencia en el roce del fútbol.

Otro de los jugadores destacados que vibró al jugar en el Ciudad de Vicente López es el actual manager del club, Juan Amador Sánchez, quien destaca:“Tengo una historia con el estadio, porque la primera vez que vine a Buenos Aires a probarme a Huracán entré por la Panamericana, doblamos en la General Paz y vi un estadio con mucha gente: cuando pregunté, me dijeron que se estaba inaugurando la cancha de Platense. Finalmente tuve la suerte de poder jugar ahí y de que mi hijo Alan también lo haga. Es un orgullo que él haya salido campeón como jugador en 2006 y yo como manager en 2018: hay una ligazón muy importante de Platense con la familia Sánchez y la verdad es que siento al club como mi segunda casa”.

Además de estos gratos recuerdos, Amador Sánchez atesora uno muy lindo de cuando defendió la casaca Calamar entre los años 1987 y 1990: “A mí me tocó vivir un momento muy lindo, porque estuvimos dos años sin perder de local cuando nos dirigían el Chavo Anzarda y José Ramos Delgado. En esa época de la Primera División era muy difícil lograr mantener una racha así”, recuerda.w

Noticias Relacionadas