La política monetaria entra en la campañaEconomía 

La política monetaria entra en la campaña

Claramente lanzados ya en la carrera electoral, en el Gobierno anticipan un dólar por debajo de los valores actuales después de octubre si Mauricio Macri logra la reelección.

“Si hay una reelección del Gobierno, el dólar el año que viene va a valer menos de lo que vale hoy”, se animan a proyectar desde el equipo de económico. Y creen que esta mayor apreciación del tipo de cambio, que respondería a la percepción de un intento por ofrecer un país diferente al pasado si gana el oficialismo, no va a representar un problema, ya que va a estar asociada con flujos y con más inversión.

Reconocen además que la situación en términos financieros está siendo más tranquila de lo que se imaginaban aunque reconocen que todavía restan afrontar entre 3 y 5 meses de mucha incertidumbre antes de poder cantar victoria.

Por ahora, los datos vienen sosteniendo el optimismo oficial: los ahorristas renovaron en julio la totalidad de los depósitos a plazos fijo que vencen después de las PASO e incluso invirtieron más, los datos preliminares de julio muestran un comportamiento de la inflación más atenuado que el mes anterior y el dólar continúa prácticamente planchado desde hace tres meses.

El dólar se mantuvo ayer a $43,61 según el promedio de las pizarras de los bancos, luego de que el Banco Central anunciara que extenderá hasta mediados de agosto el piso de la tasa de referencia de julio, que es de 58 por ciento.

En el mercado mayorista la divisa avanzó tres centavos, a $42,45, tras tocar un máximo de $42,52 en el inicio de las operaciones, que el BCRA logró ir desinflando con nuevas intervenciones de la autoridad monetaria en el mercado de futuros.

“El escenario electoral ya ocupa el centro de la escena, y es por ello que el BCRA refuerza la artillería cambiaria y monetaria a fin de extender la calma de la divisa aún en escenarios donde la dolarización podría acelerarse, especialmente desde ahorristas en plazos fijos aunque también desde los fondos externos ante cualquier señal poco alentadora”, señaló el economista Gustavo Ber.

Por primera vez en 14 ruedas, el Banco Central convalidó ayer una leve suba en la tasa de las Leliq, que culminó a un promedio de 58,78%, y logró absorber $43.508 millones.

En la cuenta regresiva hacia las PASO, por ahora el accionar de la autoridad monetaria está logrando convencer a los hombres y mujeres del mercado. “Esperamos un tipo de cambio que mantenga su volatilidad baja, pero quizás refleje cierta presión por momentos alcista (lo que haría que se respete el piso reciente), ante una mayor cobertura de las posiciones financieras. No obstante, no vemos por ahora un salto abrupto en el billete. Apuntamos a que el BCRA actúe de forma correcta, si es necesario frenar algún movimiento que se pueda considerar disruptivo”, afirmó Lucas Gardiner, Director de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Noticias Relacionadas