Aerolíneas paga el sueldo de junio en cuotas y el gremio APTA reclamará ante TrabajoEconomía 

Aerolíneas paga el sueldo de junio en cuotas y el gremio APTA reclamará ante Trabajo

Una nueva brecha se acaba de abrir dentro de Aerolíneas Argentinas con al menos uno de los gremios aeronáuticos, la poderosa Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA). La línea aérea estatal había comunicado, hoy por la tarde, que pagará los sueldos de junio en al menos dos cuotas, por no contar con los fondos suficientes. Y el gremio que encabeza Ricardo Cirielli dijo que va a reclamar ante el ministerio de Trabajo.

A través de un comunicado interno, la conducción de la empresa que encabeza Pablo Ceriani anunció que el próximo lunes se abonará un primer pago de hasta 35.000 pesos y que se están “haciendo gestiones” con el Gobierno para conseguir los fondos para pagar el saldo de junio “en cuanto sea posible”.

El titular de Aerolíneas, Pablo Ceriani, reunido antes de la pandemia con el presidente Alberto Fernández.

Si bien no se trata de una rebaja salarial, sino de un diferimiento del pago del 100% de los salarios, desde APTA rechazaron la modalidad que decidió la empresa, así como la falta de consulta previa a los gremios.

“APTA solicitará de inmediato una reunión virtual con los funcionarios del Grupo AR y efectuará las acciones de reclamo pertinente ante el Ministerio de Trabajo, para preservar los derechos e ingresos de sus afiliados y afiliadas”, anticipó esta noche el gremio que encabeza Cirielli, a través de un comunicado.

Aun con dificultades, Aerolíneas sigue pagando 100% de los salarios. No es el caso de sus competidoras: las dos “low cost” Flybondi y JetSmart acordaron con sus gremios una rebaja salarial de entre 12% y 50% desde abril. Y LATAM Argentina intentó aplicar de manera unilateral una rebaja de 50% de todos los salarios, durante tres meses. Ese intento fallido (el ministerio de Trabajo la obligó a dar marcha atrás con su decisión) fue a su vez el último intento de la filial argentina de LATAM de mantener su actividad en el país, antes de pedir la apertura de un procedimiento preventivo de crisis para cesantear a sus 1.715 empleados

En el caso de Aerolíneas, 4.000 de sus 12.000 empleados están suspendidos desde comienzos de junio, hasta fines de este mes. Pero tras una negociación con los seis gremios aeronáuticos, la empresa accedió a pagar a los suspendidos el equivalente a 100% de su salario de bolsillo, sólo que en carácter de “suma no remunerativa”, para hacer uso del procedimiento que le permite evitar -durante el plazo que dura la suspensión- el pago de cargas patronales, que equivalen casi a un salario de bolsillo extra.

Aerolíneas, al igual que las otras líneas aéreas, no tiene ingresos desde fines de marzo: dejó de facturar cuando fueron suspendidos los vuelos regulares de pasajeros. Sólo que, a diferencia de sus competidoras, recibe del Tesoro los fondos necesarios para afrontar la totalidad de sus gastos, no sólo salariales. Según había dicho a comienzos de año el titular de la empresa, Pablo Ceriani, aun antes de la pandemia estimaban que iban a ser necesarios subsidios por el equivalente a 900 millones de dólares.

El titular de APTA, Ricardo Cirielli.

Pero desde APTA reprochan a Ceriani que no les haya consultado. “APTA es perfectamente consciente de la grave situación económica argentina, como la de la industria aerocomercial nacional y mundial. Pero (…) sus representantes gremiales debimos ser convocados antes de tomarse la decisión, para evaluar la situación y aportar ideas superadoras. Si somos un Equipo, se debe asegurar el trabajo en Equipo”, reclamó el gremio. Incluso hasta con una ironía: “Desde ya, es de suponer, que la modalidad de pago incluye a todo el personal del Grupo AR, incluido su presidente, directores y miembros del staff no convencionado”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Noticias Relacionadas

Leave a Comment