Lucas Pratto se sacó la mufa por duplicado y ahora va por un récord histórico en la Copa LibertadoresDeportes 

Lucas Pratto se sacó la mufa por duplicado y ahora va por un récord histórico en la Copa Libertadores

Cuando llegó a River, en enero de 2018, ya entró en la historia del club de Núñez: fue la compra más cara de River. La institución “millonaria” le pagó a San Pablo 11 millones de dólares, más un plus por objetivos de 2 millones de dólares más. Lucas David Pratto tenía por entonces 29 años (ahora tiene 32) y a pesar de su experiencia goleadora “escandalizó” al mercado por la alta cifra que se pagó por un jugador pedido hasta el cansancio por Marcelo Gallardo. Y otra vez, el entrenador de River no se equivocó…

No sólo porque fue decisivo en River (jugó 94 partidos y convirtió 24 goles, con un promedio de 0,25 por encuentro), sino porque todos los hinchas de la Banda Roja recuerdan dos goles inolvidables ante el clásico rival. El que le metió a Boca en la Bombonera “sacando del medio” (después que Ábila marcó el 1-0 xeneize) y el que sirvió para iniciar el camino de la gloria en Madrid, el 9 de diciembre de 2018, en el Santiago Bernabéu ,que culminó con la noche más extraordinaria y la Copa Libertadores de América dejó de convertirse en “una obsesión” para los riverplatenses.

Pero… En los últimos tiempos, El Oso entró en desgracia con el arco. Hasta que en una noche peruana, se sacó la mochila que tenía en su espalda desde mayo del año pasado y gritó por duplicado. Pasaron un año, tres meses y 20 días de aquel último grito ante Atlético Paranaense por la Recopa, el 31 de mayo de 2019. Diesciseis{es meses sin gritar, 481 días sin convertir -con la pandemia por el coronavirus que interrumpió la actividad futbolística durante medio año- transcurrieron hasta que Pratto volvió a ser Pratto y se sacó la mufa de encima en tierra incaica.

Y fue con un doblete en la goleada de River por 6 a 0 ante Binacional de Perú, donde le alcanzaron veinte minutos para quebrar la racha, tras ingresar en el segundo tiempo por el cordobés Matías Suárez. El primero fue luego de un rebote “sucio” y con un violento remate de derecha desde el el área grande para el 5-0. El segundo, con un disparo de zurda seco y rasante, también dentro del área. para decorar el 6-0 y el final del set.

El abrazo con De la Cruz en uno de los festejos de Lucas Pratto que firmó una goleada a Binacional en el estadio Nacional de Lima. Foto: EFE/Raul Sifuentes.

Con este doblete, El Oso marcó su gol número 24 con la camiseta de River en 97 encuentros, con un promedio de 0,25 goles por partido. Una cifra más que interesante para un atacante que retornaba de una lesión (distensión en el isquiotibial derecho) que lo dejó afuera del partido ante San Pablo, en el reinicio de la Copa Libertadores. “Fue un año difícil, pero hay cosas más importantes que preocuparme que por pensar en irme. Estoy contento, la gente de River me quiere mucho. Y yo solo tengo que pensar en ponerme bien y estar al 100%”, declaró por entonces.

Lesiones (una en el sacro en el primer semestre de 2019 lo marginó por más 50 días; otras fueron musculares), la falta de una pretemporada “fuerte” durante la disputa de la Copa América de Brasil, la “desgracia” en la final contra Flamengo del año pasado (de un error suyo -perdió la pelota en tres cuartos de cancha- nació el empate de Gabigol), le hicieron perder rodaje y -como consecuencia- la consideración del Muñeco, quien apostó por Borré-Suárez como su dupla goleadora. “Siempre tuve las mismas chances que mis compañeros. Éramos cuatro o cinco delanteros catalogados de la misma manera y jugaron los que mejor estaban”, expresó Pratto sin preocupaciones.

Desde ese encuentro por la Recopa Sudamericana ante Paranaense hasta la actualidad, Pratto disputó 29 encuentros y solo en siete fue titular (22 lo hizo ingresando desde el banco de suplentes), sumando apenas 882 minutos jugados. “Soy un jugador que necesita continuidad para ponerme bien. Necesito tres o cuatro partidos; ojalá pueda tener una mayor continuidad de la que tuve. Soy un jugador que necesita estar en competencia”, dijo El Oso sobre su presente.

El Oso se recuperó de la lesión que le impidió jugar contra San Pablo y fue efectivo en los 20 minutos que jugó en Lima. Foto: Archivo Clarín..

Pero ahora Pratto -que en 12 temporadas pasó por el fútbol argentino (Boca, Tigre, Vélez, donde festejó 3 títulos, y River, otros 4), el chileno (Universidad Católica, 1 título), el europeo (FK Lyn de Oslo, en Noruega, y Genoa de Italia) y el brasileño (Atlético Mineiro -1 título más- y San Pablo) y también por la Selección Argentina (durante el ciclo del Patón Bauza), va por un récord en la Copa Libertadores. Tiene 27 goles (9 gritados en River; aunque Nacho Fernández con 11 es el más goleador en la Era Gallardo) y es el máximo artillero en actividad del certamen de clubes más importante del continente sudamericano.

Antes también había marcado con Atlético Mineiro (7), Universidad Católica (6) y Vélez (5). Con esos 27 tantos ya es el 11° goleador histórico de la Libertadores y quedó muy cerquita del mejor de los argentinos, otro ex River como Daniel “El Fantasma” Onega.

Onega brilló entre las décadas del 60 y 70, y con 31 goles es el argentino que más la metió en la Libertadores. Además ostenta tro récord tremendo: en 1966 (River perdió increíblemente la final con Peñarol, en Santiago de Chile) anotó 17 goles, algo que nadie aún pudo igualar.

A uno (Luis Artime) lo pasó. Ahora, Pratto va por el récord de Daniel Onega para ser el mejor goleador argentino en la Copa. Está a 4 goles del Fantasma. Foto: Fernando De la Orden

De esta manera, Pratto quedó a cuatro gritos de ser el argentino con más goles en toda la historia de la Libertadores. Ya superó a pesos pesados como Juan Román Riquelme (25), Luis Artime y Juan Carlos Sánchez (jugó en Jorge Wilstermann, Blooming y San José de Oruro, en Bolivia; ambos con 26), y ahora va por Juan Carlos Sarnari (29), el otro que le queda en el camino antes que Onega.

El ecuatoriano Alberto Spencer (ganador de tres Libertadores con Peñarol) parece difícil de alcanzar: convirtió 54 goles en 87 partidos. Y el Top 3 lo completan los uruguayos Fernando Morena y Pedro Virgilio Rocha, ambos con 37 tantos. Pero, si Pratto se enciende, River vuelve a soñar…

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Noticias Relacionadas

Leave a Comment