La mejor tecnología para potabilizar el aguaPolítica 

La mejor tecnología para potabilizar el agua

El tratamiento con ozono permite adecuar el estado de las algas que dificultan el proceso de potabilización, este proceso se realiza con altos estándares de calidad y respetando el medio ambiente.3 

La ozonificación forma parte del proceso de potabilización de la Planta Potabilizadora Suquía. Foto: Aguas Cordobesas.

El ozono es un oxidante muy potente que se utiliza en el proceso de potabilización para tratar las sustancias orgánicas e inorgánicas que contiene el agua en su estado natural (agua cruda). Aguas Cordobesas fue pionera en la incorporación de tecnología para el tratamiento del agua al instalar la primera planta de ozono en Latinoamérica. En el año 2002 la empresa sumó este equipamiento en la Planta Potabilizadora Suquía, posibilitando alcanzar altos estándares de calidad con un método efectivo.

Desde 2002, Aguas Cordobesas cuenta con una planta de ozono que permite un alto grado de desinfección de una manera respetuosa con el medio ambiente. 

La nueva tecnología llegó para reforzar el proceso de pre-oxidación del agua proveniente del lago San Roque que, a diferencia de la que abastece a la Planta Los Molinos, cuenta con un mayor volumen de algas para cuyo tratamiento el ozono es el elemento ideal. 

“Se realizaron numerosos monitoreos en ambos lagos que nos permitieron conocer minuciosamente las características del agua que llega a cada planta, con el fin de establecer los procedimientos más adecuados para cada una”, explica Enzo Bonfanti, jefe de Producción de la empresa.

PUBLICIDAD

Aguas Cordobesas realiza un monitoreo permanente del agua desde antes de su ingreso a las plantas potabilizadoras hasta que es emitida hacia los hogares cordobeses. Foto: Aguas Cordobesas.

¿Por qué ozono?

La aplicación del ozono permite adecuar partículas que quedan en suspensión en el agua, facilitando el proceso de clarificación. Este elemento se produce in situ y se dosifica en forma de pequeñas burbujas de gas, de esta manera las sustancias orgánicas (como las algas) puedan separarse en el proceso de clarificación posterior y reducir así la cantidad de microorganismos y otras sustancias oxidables que pudiera contener el agua cruda. 

“El ozono es uno de los compuestos más oxidantes que podemos utilizar en los procesos de potabilización. Producto de esta oxidación podemos controlar la cantidad y movilidad de diferentes tipos de algas y ajustar la ozonificación para asegurar el correcto proceso de potabilización”, explica Bonfanti. 

PUBLICIDAD

Algunos de los principales beneficios de este elemento son los siguientes:

  • Actúa sobre las sustancias orgánicas (algas, etcétera) para facilitar su remoción.
  • Oxida metales como hierro y manganeso que se pudieran presentar como solubles.
  • Facilita la disminución de color, sabor y olor.

Por su elevado poder de oxidación, la efectividad del ozono es muy superior a la de otros productos utilizados en tratamientos convencionales. 

Así, la ozonificación se establece como una de las acciones que, junto con una gran cantidad de análisis diarios, permite asegurar la calidad del agua que llega a los hogares cordobeses.

Noticias Relacionadas

Leave a Comment