Parque Nacional Calilegua: ya se quemaron más de 1700 hectáreasPolítica 

Parque Nacional Calilegua: ya se quemaron más de 1700 hectáreas

Las recientes condiciones climáticas ayudaron a que el fuego cese su profundo avance.

Los terribles incendios forestales que azotan a la zona de las Yungas jujeñas continúan ardiendo ferozmente, dejando como secuelas numerosas hectáreas de bosque perdidas y daños irreparables en la flora y fauna.

En el Parque Nacional Calilegua suceden dos grandes incendios, La Unión Seca (Zanjón Seco), iniciado el 18 de septiembre y A° Yuto iniciado entre el 9 y 10 de octubre. Ambos incendios comenzaron fuera de los límites del área protegida, en fincas y propiedades privadas de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional.

Las condiciones meteorológicas de los últimos días, con temperaturas más bajas y vientos leves ayudaron a que los incendios no avanzaran tan profundamente como en días anteriores, permitiendo limitar la superficie afectada a través del esfuerzo de campo de los brigadistas, guardaparques y bomberos, sumado a los 2 aviones hidrantes asignados por el Sistema Nacional de Manejo del Fuego.

La nubosidad existente no permite la detección de los puntos de calor mediante satélites, por lo que no se puede precisar exactamente la superficie afectada actualizada.

Por tanto, hasta el 15 de octubre se registró 1741 hectáreas afectadas del Parque Nacional Calilegua sobre un total de 8260 hectáreas del área quemada.

Desde la Dirección de Lucha contra Incendios Forestales de la Administración de Parques Nacionales se ha gestionado ante el Sistema Nacional de Manejo del Fuego la asignación de brigadistas y de un helicóptero con helibolsa para continuar con el combate de estos incendios. También por iniciativa de la Dirección de Salud Mental de la Provincia de Jujuy se asistirá a las y los brigadistas de campo, por medio de técnicas especializadas de descarga en situaciones de emergencia. Esto permitirá realizar un acompañamiento y contención de todos los trabajadores que se encuentran llevando a cabo esta dura tarea.

Por último, luego de la atención de la emergencia se llevarán a cabo los estudios que medirán el daño ambiental, para luego iniciar el proceso de restauración del bosque. Para ello se articuló con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación a través del Plan Nacional de Restauración de Bosques Nativos, y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria un proyecto para acompañar los procesos naturales para la recuperación del ecosistema degradado, dañado o destruido por el fuego. Para la implementación de este proyecto contamos con el acompañamiento del Comité de Gestión de Incendios Forestales conformado entre instituciones nacionales, provinciales y propietarios privados.

Noticias Relacionadas

Leave a Comment