Según datos de la Unión Industrial, el empleo privado ya lleva dos años de caídaEconomía 

Según datos de la Unión Industrial, el empleo privado ya lleva dos años de caída

La caída del empleo aún no tocó fondo. Según el último informe de indicadores laborales de la Unión Industrial Argentina (UIA), entre julio de este año y el mismo mes de 2019 se perdieron 302.494 puestos de trabajo del sector privado formal. Implica una baja de 4,9%. Este segmento del mercado lleva ya dos años de retroceso

El indicador de empleo privado llevaba hasta julio 23 períodos consecutivos de caída. Pero la encuesta industrial indica que la tendencia se mantuvo en agosto, por lo que se acumulan dos años de malos resultados.

Entre julio y junio la baja fue del 0,1%, con 5.939 empleos menos. De todos modos esto marca una desaceleración respecto de lo que venía ocurriendo en meses previos.

“Las mayores dificultades se reflejan en la menor cantidad de empresas presentando declaraciones juradas (DDJJ) de empleo en el SIPA (Sistema Integral Previsional Argentino), situación que no logra romper la tendencia decreciente”, plantea el informe industrial.

De este modo julio mostró una caída en la cantidad de empresas declarantes del orden del 4% interanual, una merma de 21.673 firmas.

El informe también consigna que pesar de las fuertes caídas interanuales algunos sectores continúan incorporando trabajadores registrados mes a mes. Por caso, la industria aumentó un 0,2% (un incremento de 2.582 puestos). 

En cambio, los sectores más afectados por la baja del empleo fueron aquellos vinculados a negocios frenados en época de mayores restricciones por la pandemia, como la construcción (-28,6% interanual) y hoteles y restaurantes (-12,9%) y el comercio (-2,8%).

Según la encuesta de indicadores laborales que realiza la entidad, se   anticipa una nueva caída del empleo asalariado privado en agosto en los grandes centros urbanos del -3,0% y en la industria de -2,6%

Los datos de la UIA se enlazan con los que mostró el jueves pasado el INDEC. Entre el primer y el segundo trimestre del año se perdieron en total 3,7 millones de empleos. A marzo último había 20.879.000 puestos y se pasó a 17.122.000 a fines de junio, lo que representa una disminución del 18%.

Según el INDEC, de los 3,7 millones de puestos laborales perdidos, 289.000 correspondieron a asalariados registrados, 1.695.000 a asalariados informales y 1.774.000 a trabajadores por cuenta propia. Es porque durante el trimestre, y por las restricciones a la movilidad, muchos trabajadores no pudieron trabajar, perdieron su trabajo o no pudieron salir a buscar.

En consecuencia, la tasa de desocupación subió del 10,4% al 13,1%, el nivel más alto desde el tercer trimestre de 2004.

“Esta frágil situación requiere pensar estrategias integrales que tengan en cuenta la continuidad del empleo y las necesidades de las empresas para continuar activas en esta delicada coyuntura que no parece presentar grandes cambios para los próximos meses”, indicó la UIA.

Y advirtió que “esta situación extendida en el tiempo pone en jaque la sostenibilidad de las empresas, habida cuenta del incremento en los costos que implican las dificultades actuales que genera la rigidez del mercado de trabajo producto de las regulaciones presentes”.

AQ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Noticias Relacionadas

Leave a Comment