joe-biden-firma-una-orden-ejecutiva-para-solucionar-el-dramatico-faltante-de-chips-en-estados-unidosTecnología 

Joe Biden firma una orden ejecutiva para solucionar el dramático faltante de chips en Estados Unidos

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, firmó este miércoles una orden ejecutiva para restablecer el suministro de insumos críticos en electrónica, a partir del preocupante faltante mundial de chips que está complicando la producción de dispositivos electrónicos.

El problema afecta principalmente a compañías que fabrican celulares y la industria automotriz, pero también al de los componentes de PC y consolas de videojuegos.

Es una respuesta a una carta que envió la asociación de la industria de semiconductores, que le había pedido la semana pasada a Biden que EE.UU. intervenga para solucionar el faltante, que se debe principalmente a la alta dependencia que tiene el país de las importaciones de China y los malos vínculos que quedaron post Donald Trump.

El problema es grande: la escasez de chips está presionando a los fabricantes de automóviles en los EE. UU. y en todo el mundo, razón por la cual los funcionarios de la administración de Biden estuvieron trabajando con la industria para liberar suministros.

Los automóviles utilizan chips para numerosos sistemas, incluida la gestión del motor, el frenado automático y la conducción asistida. Casi todas las marcas de automóviles internacionales, incluidas Ford, Volkswagen, Nissan, Toyota y Chrysler, se vieron obligadas a reducir las líneas de montaje desde el cuarto trimestre de 2020.

Con el inventario de chips agotado, la situación está empeorando, según expertos.

Biden firma la orden ejecutiva en el Salón Oval de la Casa Blanca. Foto AP

La industria automotriz fue la primera en sufrir la tensión en el suministro de chips, ya que los automóviles están cada vez más controlados por software y la industria se ha convertido en un importante consumidor de chips.

La orden ejecutiva es incluso bastante más amplia. Exige una revisión de 100 días de las cadenas de suministro para cuatro áreas: semiconductores, utilizados en productos desde automóviles hasta teléfonos; baterías de gran capacidad utilizadas en vehículos eléctricos; productos farmacéuticos y elementos de “tierras raras” que son clave para la tecnología y la defensa.

Biden también está pidiendo una revisión separada de un año de las cadenas de suministro que cubran seis sectores más amplios, desde la tecnología hasta la producción de alimentos.

“El pueblo estadounidense nunca debe enfrentar escasez de bienes y servicios de los que depende, ya sea su automóvil, sus medicamentos recetados o la comida en el supermercado local”, dijo Biden, desde la Casa Blanca, sosteniendo en su mano un semiconductor. “Tenemos que dejar de ponernos al día”, expresó, en referencia a “correr el problema desde atrás”.

LA industria automotriz, la que más sufrió el faltante. Foto Getty Images

La orden ejecutiva no solucionaría la escasez de chips a corto plazo, reconocieron los funcionarios de la Casa Blanca, pero la esperanza es producir un plan a más largo plazo para ayudar al gobierno federal a prevenir problemas futuros en la cadena de suministro.

Por supuesto, una de las preocupaciones principales de Biden es el faltante de materiales para trabajar que enfrentan los fabricantes de automóviles estadounidenses. Matt Blunt, presidente del American Automotive Policy Council, dijo que una forma de ayudar con la actual crisis de chips sería que el gobierno trabaje con los proveedores para dar prioridad a la industria automotriz.

La actual escasez mundial de chips se debe a la pandemia y al aumento de la demanda de productos que se utilizan mientras la gente trabaja en casa.

Un semiconductor es un tipo de material que actúa como conductor o aislante de electricidad, dependiendo su uso, y puede ser un material como el cobre (material del que están hechos los cables de la luz) o el silicio, un elemento químico fundamental para el desarrollo de microchips.

Qué es un semiconductor, dónde se producen y por qué es un insumo crítico

Biden, en la Casa Blanca, sosteniendo un semiconductor. Foto EFE

Para entender el problema del faltante, por ejemplo, si vamos al campo de la computación, en Estados Unidos, sólo Intel fabrica completamente sus propios chips. El resto importa componentes de China.

Por esto, el CEO de la compañía, Pat Gelsinger, junto a la CEO de AMD, Lisa Su y el de Qualcomm, Steven M. Mollenkopf, firmaron una carta junto a 17 directivos más para pedir “incentivos útiles” para la producción de semiconductores.

Es decir, piden asistencia y hasta financiación (3 mil millones de dólares) para cambiar un modelo de negocio altamente dependiente de importaciones (principalmente de Samsung y TSMC, la fabricante de semiconductores más grande del mundo).

Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC) es la mayor fabricante de semiconductores del mundo, por eso el pedido a la administración Biden es para reveer la política de Estados Unidos con China, heredado de la gestión de Donald Trump.

Samsung Electronics también fabrica sus propios chips. Foto Archivo AP

En 2020, la administración Trump sancionó a varias empresas chinas de alta tecnología amparada por la llamada “seguridad nacional” y “clean network” (“red limpia”), incluidos los productores de semiconductores Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC) y Huawei.

Esto afectó fuertemente el ingreso de estos materiales a EE.UU. y las compañías norteamericanas tienen dificultades para producir.

Los chips también son componentes críticos en iPhones y computadoras, entre muchos otros productos ampliamente utilizados, como consolas de videojuegos y vehículos eléctricos.

La escasez de semiconductores tiene su origen en la demanda inusualmente grande el año pasado de nuevas computadoras personales, televisores inteligentes, computadoras portátiles, productos electrónicos de consumo y juegos de PC (todos los cuales necesitan chips) de millones de clientes atrapados en casa durante la pandemia.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Noticias Relacionadas