la-dura-confesion-de-rivkah-reyes,-una-actriz-del-film-escuela-de-rock:-”me-volvi-una-adicta-empedernida”Sin categoría 

La dura confesión de Rivkah Reyes, una actriz del film Escuela de rock: ”Me volví una adicta empedernida”

La actriz Rivkah Reyes conocida por su rol de Katie, la bajista de la banda liderada por el personaje de Jack Black en Escuela de rock (2003), confesó en diálogo con el New York Post que su participación en la película le causó una década de sufrimiento. Reyes, de 28 años, tenía 10 al momento del rodaje, experiencia que dice haber disfrutado mucho y a través de la cual formó amistades duraderas con miembros del joven elenco, pero a partir del éxito de la comedia dirigida por Richard Linklater, fue víctima de bullying en el colegio.

“Cuando regresé a la escuela, la gente era muy simpática o muy mala [conmigo]. No había punto medio”, dijo la actriz en la entrevista y agregó que algunos de sus compañeros la perseguían por la escuela coreando: “Escuela de rock”. Eso entristeció a la joven Rebecca -(Brown), así se llamó antes de adoptar su nombre artístico actual-, que temía que el éxito de la película la condenaría para siempre a ser vista como “la chica de Escuela de rock, y se sintió presionada para conseguir un papel más importante que pudiera opacar el anterior. “Te dejarán de llamar Katie”, recordó que solía decirse a sí misma al contemplar ese anhelo, pero la oportunidad nunca se presentó.

El bullying no fue la única consecuencia negativa de su fama prematura. También sufrió acoso por parte de hombres adultos, que la sexualizaban y comentaban que no podían esperar a que cumpliera 18 años, algo que la hizo sentirse “insegura de estar viva”. En la entrevista, Reyes dijo que fue una “adicta empedernida” entre los 14 y los 24, hasta que logró rehabilitarse en 2017, tras batallar con demonios internos. “Citando a Britney [Spears]: soy más fuerte que ayer”, resumió la actriz.

Rebecca Brown (Rivkah Reyes) junto a Jack Black en la famosa escena en que Dewey le enseña a Katie cómo usar un bajo eléctricoArchivo

Luego de que fuera publicada la nota, Reyes hizo una aclaración en su cuenta de Twittwer. “Me culpo a mí misma y (no a mi rol en Escuela de rock) por las decisiones que tomé cuando era adicta”, expresó y criticó el tono sensacionalista del título elegido por la publicación, que relacionaba su participación en la película con su etapa de adicta.

Reyes ya había hecho un descargo sobre su lucha contra las adicciones en 2017, en una nota que se titulaba “Confesiones de una obsoleta actriz infantil”. “Usé drogas, alcohol, sexo, comida y autoflagelamiento para entumecer todo este dolor. Sobreviví a decenas de relaciones tóxicas y tres intentos de suicidio”, escribió en aquel entonces, cuando finalmente pudo salir de la dinámica destructiva en la que había entrado en la adolescencia.

Pero a pesar de lo acontecido, la actriz de ascendencia filipina, rusa y española aún conserva recuerdos gratos de su experiencia en el set del largometraje de Linklater, en que sintió “nada más que amor y apoyo”.

LA NACION

Más información

Noticias Relacionadas