matias-kulfas:-“nadie-piensa-que-se-pueda-crecer-a-largo-plazo-con-una-inflacion-alta”Economía 

Matías Kulfas: “Nadie piensa que se pueda crecer a largo plazo con una inflación alta”

A casi 20 meses de asumir, ¿su cumple la promesa del Gobierno de reactivar la producción y generar empleo?

Es un período de gobierno bastante accidentado. Recordemos que, a los  tres meses de inicio de la gestión, se inició esta pandemia, un fenómeno totalmente inesperado. Eso no nos inhibió de implementar un montón de medidas de política industrial y desarrollo productivo. Muchas de las cuales  están dando resultados concretos. Para dar ejemplos concretos; hoy en Argentina, la producción industrial en pandemia es mayor a la de 2019. El período enero-mayo 2021 da aumento de 3,1% en producción respecto a 2019. Hay una recuperación y ya se han recuperado todos los empleos perdidos en pandemia y más en el sector industrial. Hay once meses consecutivos de creación de empleo industrial.

¿Y por qué ya hay más de 10.000 Pymes que cerraron desde 2020 hasta ahora?

Hay algunos números que tomó con pinzas, pero uno lo ve en el sector turístico y/o gastronómico. Lo que tenemos es una economía que hoy funciona a dos velocidades. Hay sectores (industria, construcción, economía del conocimiento, energía y la agroindustria) funcionando muy bien, en muchos casos por encima de 2019, previos a la pandemia. Y hay otros sectores que están muy golpeados. Aquí, y en todo el mundo, como el turismo, parte del comercio minorista de proximidad, la gastronomía, la actividad cultural.

¿Hay inversiones en Argentina?

Los datos  del INDEC informaron en el primer trimestre de este año que la inversión subió 14% respecto a 2019. Desde que empezó el gobierno de Alberto Fernández ha habido una Argentina más de 600 anuncios de inversión por más de 28 mil millones de dólares. Hay inversiones extranjeras, con el caso de las empresas automotrices terminales, también  inversión en el sector industrial, (artículos de limpieza y tocador, sectores de la construcción), actividades de economía del conocimiento, empresas grandes nacionales, pymes 

¿Y por qué se van tantas empresas?

Ha sido un fenómeno más bien acotado. Algunas empresas con estrategias globales que han tomado decisiones no solo en la Argentina. Walmart fue un caso muy renombrado. Se retiró de Inglaterra, de Brasil y de Argentina y fue comprada por otro empresario nacional también muy importante, de trayectoria, con lo cual hoy no hay ninguna pérdida de inversión. Lo que hay es una empresa internacional que tomó una decisión de retirarse de varios países, no solo de Argentina. Algo similar ocurre hace unos días con una multinacional del sector farmacéutico que ya no produce acá, sino que comercializa y que le transfirió la operación a otro grupo, acá y en otros países de América Latina. No estoy viendo desinversión, son movimientos de cambio de manos que son normales en diferentes economías. Si ha habido movimientos fuertes en el mundo de la aeronavegación, se ha retirado varias aerolíneas, lo cual también tiene su lógica en un contexto de pandemia. Seguramente, cuando esta cuestión se supere, muchas de ellas volverán a operar en Argentina.

¿En el caso de las Pymes, usted cree que la presión impositiva o la inflación no influyen?



Argentina tiene problemas macroeconómicos importante y no hay ninguna duda. Nosotros empezamos la gestión con la macroeconomía sumamente desordenada. Recordemos no, sobreendeudamiento, alta inflación. Recordemos que el gobierno de Macri empezó diciendo que la inflación era un problema muy sencillo de resolver y creo que por esa percepción un poco banal terminó entregando el Gobierno con el doble de inflación. Ahora vamos a un sendero de reconstrucción macroeconómica que va a permitir que muchos de esos problemas se vayan solucionando.

¿Por qué no baja la inflación?

Desde que finalizó la primera etapa de la pandemia, en agosto del año pasado hasta junio de este año, hubo un aumento, un rebote espectacular en los precios de los commodities. Argentina tuvo un aumento de materias primas de de prima el Banco Central en torno al 52 por ciento. Esto es una macroeconomía desordenada como la Argentina  tiene un impacto muy fuerte en los precios internos. Por supuesto que es un tema que nos preocupa. Este es un tema central de la economía, poder ir reduciendo la inflación. Nadie piensa que Argentina pueda crecer a largo plazo con la inflación alta. Pero insisto, es un tema que requiere un abordaje integral, que es lo que hemos planteado. Son varias las causas y los estamos trabajando. Insisto, tenemos que absorber un shock de precios internacionales con una macro muy desordenada de inicio y encima con el efecto de la pandemia.

¿De la parte que le toca a su ministerio, que se hace para pelear contra la inflación?

Nuestra mirada es que la inflación es multicausal, que tiene una raíz macroeconómica que tiene que ver con la consistencia de las políticas cambiarias, fiscal y monetaria. Pero nuevamente a esto hay que darle una mirada complementaria, con la siituación de salarios y precios. Hay que lograr que el salario le gane a la inflación, que es nuestro gran objetivo de los próximos años y de este año en particular. También con mecanismo de concertación, como canastas protegidas. La raíz del problema es macroeconómica y ese es el punto central que tenemos que ir corrigiendo en los próximos años. Creo que hemos empezado a dar pasos muy positivos, como haber reestructurado la deuda y marcar un sendero de estabilización y de reducción del déficit fiscal con crecimiento,

Los empresarios describen que observan una mirada macro de usted y perciben una mirada diferente con otra funcionaria de su ministerio …

Tiene que ver a veces con este rol que le toca a cada uno. Esa secretaria a la que se  hace referencia seguramente es Paula Español, es una persona que tiene una responsabilidad compleja, difícil, que es justamente generar esas canastas de consumo protegido. Se plantea una responsabilidad exagerada sobre ella. La inflación es multicausal, no se resuelve en la secretaría de Comercio Interior. Creo que esa secretaría tiene la función y creo que la ha cumplido con creces, de generar programas que estimulen el consumo, que cuiden canastas protegidas, y estímulos al consumo (Ahora 12). No hay diferencias de miradas en lo conceptual.

¿Es usted uno de los “funcionarios que no funcionan”, como interpretan varios analistas políticos?

Yo trabajo con Alberto Fernández desde febrero de 2018. Desde mucho antes de que fuera candidato. Me ha pedido especialmente que me ocupe de las políticas de desarrollo productivo. Trabajamos de manera muy cercana y con todo el gabinete económico. Y no tengo ninguna duda, no solamente del esfuerzo que hemos hecho, sino de los resultados. La política industrial se ha puesto de vuelta en marcha y està generando resultados positivos.

Por las distorsiones cambiarias, cada vez más gente empieza a explorar otros canales informales para cobrar trabajos para el exterior. ¿Qué piensa?

Las empresas más grandes y medianas que trabajan con el exterior están en un circuito formal. Ese circuito informal es probable que existe, pero es más bien marginal. Obviamente no nos gusta. Nos gustaría tener un solo tipo de cambio. Nos gustaría tener un esquema de regulaciones cambiarias mucho más laxas. No creemos ni en la desregulación de Macri ni tampoco regulaciones tan estrictas. Esto es lo que nos tocó administrar.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Noticias Relacionadas