el-gobierno-espera-presentar-este-miercoles-el-presupuesto-en-el-congresoEconomía 

El Gobierno espera presentar este miércoles el Presupuesto en el Congreso

En medio de las embestidas contra el gabinete por la debacle electoral del domingo y las presiones internas para lanzar medidas inmediatas, el Gobierno se prepara para dar la próxima batalla en el Congreso con el envío previsto para este miércoles del Presupuesto 2022. Esa es la expectativa de fuentes del Ministerio de Economía, jefatura de Gabinete y Presidencia.

Entre hoy y mañana deberíamos recibirlo de Economía y una vez  ocurra eso, jefatura de Gabinete lo envía al Congreso“, señalaron en Casa de Gobierno. De ese modo, intentaron acallar las versiones que circularon en las últimas horas sobre un posible aplazamiento de su presentación en el Parlamento, cuyo plazo fijado por ley vence este miércoles. 

El titular de Hacienda, Martín Guzmán, estuvo este martes ultimando detalles del proyecto que presentaría el jueves. Según versiones preliminares, contempla un crecimiento de entre 3 y 4%, una inflación cercana al 35% y un déficit primario de entre 3 y 3,5% del PBI. Las metas reflejan el rumbo para el año próximo y forman parte de la negociación con el FMI.

El nivel de actividad supone una desaceleración respecto de la expansión -arrastre estadístico- de entre 7 y 8% prevista para este año, tras una caída del 9,9% en 2020. Así todo, el cálculo oficial es optimista, ya que el FMI y la CEPAL proyectan un incremento del PBI del 2,7 y 2,4%, respectivamente. El menor ímpetu de la economía en 2022 se debe a que ya no habrá un arrastre o rebote estadístico.

En el caso de la inflación, los economistas también creen que la vara oficial es ambiciosa. Si bien el IPC alcanzó el 2,5% mensual en agosto, acumuló un 32% en los primeros ocho meses del año. De sostenerse esos niveles, el índice de precios podría cerrar en 46%. Y el año próximo, el mercado espera como mínimo un 42%, varios puntos arriba del Presupuesto 2022.

La subestimación de la evolución de los precios en el presupuesto vigente derivó en la licuación del gasto en 2021, al aumentar este último por debajo de la inflación. “Si vas con 35% de inflación y terminas más arriba, en aquellas partidas que no hagas modificaciones presupuestarias vas a licuar el gasto, en términos reales va a caer”, dijo Claudio Caprarulo, director de Analytica.

El otro desafío de Guzmán será el de llevar el déficit primario casi 1 punto por debajo del 4,2% previsto para este año. En los primeros siete meses, el rojo acumulado fue del 0,7% gracias a los ingresos extraordinarios por el precio de la soja y el aporte extraordinario así como por la eliminación del gasto de pandemia y el ajuste del gasto menor a la inflación.

El plan de emergencia para recomponer los ingresos, que se anunciaría el jueves, sumará más presión sobre las cuentas hechas por el ministro, a menos que haya una reasignación de partidas como ocurrió el año pasado cuando el bloque oficialista le devolvió el Presupuesto con nuevos gastos y recortes en partidas, respetando el déficit definido en Economía.

El FMI advirtió semanas atrás que la Argentina debe alcanzar el superávit fiscal. La intención de Guzmán es acercarse, pero los economistas creen que se queda corto. “El año que viene va a ser complicado, con menores ingresos y financiamiento el déficit debería ser de 2,8%, con lo cual tienen que ajustar el gasto para financiarlo“, dijo Sebastián Menescaldi, director adjunto de EcoGo.

En la oposición, por otra parte, aguardan precisiones sobre la negociación de la deuda. “El 15 de setiembre se espera el proyecto de presupuesto para 2022. ¿se explicará allí cuáles son las definiciones del nuevo programa de política económica? ¿se anticiparán los contenidos de las reformas que contendrá el futuro acuerdo con el FMI?”, se preguntó la Fundación Alem en un documento.

“No hay que perder de vista que, en 2020, el Poder Ejecutivo gobernó, previo a la pandemia, sin un presupuesto aprobado por el Congreso y bajo el paraguas de la ley de emergencia económica y que estableció más emergencias que durante la crisis de 2001”, señaló la fundación ligada al radicalismo. Allí, sospechan que las definiciones económicas se postergarán para después de las elecciones de noviembre.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Noticias Relacionadas