margarita-barrientos-se-quebro-al-hablar-de-la-pobreza-en-sus-comedores:-“hay-mucha-desolacion”Sociedad 

Margarita Barrientos se quebró al hablar de la pobreza en sus comedores: “Hay mucha desolación”

En épocas que la pobreza hace estragos en Argentina, con un índice del 43,8% en el tercer semestre del año según el relevamiento que la UCA,  miles de familias necesitan de la ayuda de otros para alimentarse. En ese contexto, la fundadora de “Los Piletones”, Margarita Barrientos, se quebró a la hora de hablar sobre la situación crítica en sus comedores.

Desde Añatuya, Santiago del Estero, la mujer expresó su tristeza al observar la alarmante situación económica que atraviesa el pueblo santiagueño, y rompió en llanto al describir el estado de pobreza que afecta a gran parte de la provincia.

“Yo soy una persona que me deprimo demasiado cuando veo que cada vez más gente no tiene trabajo”, contó la fundadora de Los piletones este miércoles en diálogo con radio Metro. “La gente lucha mucho para criar a sus hijos”, agregó.

“El jueves se acercó una señora de Moreno a pedirme mercadería y me preguntó si el 24 estábamos abiertos porque no iban a tener nada para comer, hay mucha desolación”, recordó.

Consultada por la cifra de pobreza que dio a conocer en las últimas horas la UCA, prefirió ponerle sentimientos a los números fríos de las estadísticas. Fue así que al contar cómo viven las personas en los barrios de Santiago del Estero, Margarita se quebró.

“Los números no son nada para nosotros, porque lo vivimos todos los días, la necesidad nos golpea la puerta a cada rato, no tiene horario”, insistió Barrientos con igual dosis de fortaleza y de sensibilidad.

“No puede ser que la gente se ponga a hacer una fila a la una de la madrugada para retirar el desayuno a las 8”, dijo en relación en lo que pasa en los comedores que creó. Durante unos segundos las lágrimas y el nudo en la garganta impidieron que continuara con la entrevista. Tomó aire y siguió: “Cuando la gente no tiene salida es peor, es muy triste”, enfatizó la militante social.

Visiblemente dolida por el presente que viven muchos argentinos, Barrientos agregó: “A veces a la gente la abrazás y me dice ‘no me digas nada'”.

Días atrás Barrientos contó en otra entrevista radial que, en lo que va del año, tuvo que cerrar dos comedores, dejando sin asistencia a cientos de personas que no tienen otra posibilidad de conseguir algo para comer.

Alertó sobre la falta de apoyo y abastecimiento. “Me cuesta mucho mantenerlos. En Santiago del Estero hace nueve meses que no tengo ayuda”, manifestó Barrientos en diálogo con Radio Mitre.

“Se acrecentó mucho la demanda de gente que viene, todos los días incorporamos una o dos familias”, explicó Barrientos sobre la situación actual en los comedores que dirige, en donde recibe diariamente a más de 7.000 personas. “Muchos vienen por primera vez a pedir ayuda, no solamente de comida”, señaló Barrientos.

AFG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Noticias Relacionadas