los-alumnos-de-cuarto-ano-de-la-escuela-ort-desarrollaron-su-propia-criptomonedaSociedad 

Los alumnos de cuarto año de la escuela ORT desarrollaron su propia criptomoneda

Comunidad vibrante de espíritu emprendedor e innovador, la Escuela ORT incursiona con distintas iniciativas en el nuevo mundo que se está iniciando: la tecnología blockchain y las criptomonedas.

Y ahora los alumnos de 4to. año de la institución lanzaron TIC Coin, su propia criptomoneda. Se trata de un conocimiento que podrán aplicar en sus proyectos profesionales, incorporando las herramientas técnicas y novedosas que cada día cobran mayor relevancia.

La tecnología blockchain se incorporó a la currícula por primera vez este año en el nivel de 4to. Antes, era dictada en formato de charlas extracurriculares. Enmarcados en la especialización de Tecnología de la Información y Comunicación (TIC) -una de las 11 que ofrece la institución-, los alumnos aprenden en profundidad el funcionamiento, implementación y aplicación de las innovaciones de vanguardia y del mundo del mañana.

Sus proyectos se basan justamente en la tecnología de blockchain, una base de datos pública y distribuida en la que se registran de forma segura las transacciones que se van realizando en la red. Esa industria tech implica además un cambio profundo en todo procedimiento que requiera una entidad validadora, como pueden ser títulos de compra-venta o títulos académicos.

“Estudiar esta tecnología es una manera de pensar y de entender las cosas. Trabajamos aprendizaje basado en proyectos, lo cual  permite enfrentarnos a un problema y resolverlo con las herramientas que ofrece la especialización”, señala Nicolás Taddeo, estudiante de 4to año. Entre otros contenidos, la red blockchain les permite la creación de sus propios NFT de producciones digitales y trabajar en la programación de contratos inteligentes.

Los alumnos de 4to. año de la ORT estudian la tecnología blockchain como materia. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

Para Naomí Couriel, alumna de 5to. año, también es relevante aprender sobre esta tecnología exponencial para poder usarla mañana como algo normal en el día a día. Además, rescata el incentivo del cuerpo docente. “En 5to. no tenemos blockchain, pero los profesores nos fomentan a investigarlo por nuestra cuenta para que contemos con nuevas herramientas que nos permitan adaptarnos a los cambios de la actualidad, por fuera de la escuela”.

“En TIC abordamos distintas tecnologías. Desde programación básica hasta blockchain. Por ejemplo, 5to. tuvo inteligencia artificial el año pasado, por primera vez, mientras que en 4to. se están integrando contenidos de blockchain en este ciclo. Los estudiantes determinan qué tecnologías usamos de acuerdo a las necesidades que tengan”, le cuenta a Clarín, Ignacio Pardo, docente de 4to. año.

La comunidad educativa trabaja en red, se retroalimenta entre docentes, estudiantes y graduados. “Tenemos un observatorio de nuevas tecnologías y los egresados se acercan para poner a disposición sus nuevos conocimientos al servicio de la institución”, detalla Darío Mischener, Director de la especialización en Tecnologías de la Información y Comunicación.

Criptomonedas: un enfoque tecnológico

Santiago Llull, experto en mercados de capitales, define a las criptomonedas, que operan en la blockchain, como monedas en formato digital o virtual que utilizan criptografía para proteger las transacciones.

Carecen de una autoridad central normativa por lo que emplean un sistema descentralizado para registrar las operaciones y emitir nuevas unidades. No representan algo tangible sino una clave que te permite mover un registro o una unidad de medida de una persona a otra, sin un tercero de confianza”, explica el experto.

Vale aclarar que en los proyectos de ORT no se trabaja con criptomoneda desde un aspecto financiero, en términos de rédito económico, sino que se opera con la red blockchain la cual requiere de un token. La billetera digital de cada estudiante está configurada únicamente para la red de ORT y la criptomoneda no puede operar en la red pública

“Esto nos llevó a crear la TIC Coin, que no es un criptoactivo, ni va a ser intercambiado con otro criptoactivo o moneda, sino que será utilizado como token dentro de la red de prueba para el desarrollo de productos o servicios digitales que utilicen blockchain”, explica Mischener.

“La TIC Coin es el token que usamos, como si fuera la plata del Monopoly. No tiene valor de mercado sino que sirve para probar nuestros desarrollos”, dice Nicolás Taddeo, estudiante de 4to.

Logo Tic Coin diseñado por alumnos de 4to año de la Escuela ORT

La gráfica del token fue diseñada por los propios estudiantes y definida en un concurso interno con el propósito de usar el logo con fines estrictamente educativos. “Desde ORT alentamos el desarrollo de productos digitales utilizando las más avanzadas tecnologías como es en este caso blockchain, pero no la compra/venta de criptomonedas. Es un enfoque específicamente tecnológico”, detallan desde la entidad educativa.

Un Linkedin en blockchain

El proyecto más ambicioso está siendo llevado adelante por un equipo de estudiantes de 5to. año, que desarrollan un curriculum vitae utilizando tecnología blockchain. La idea nació en respuesta a entrevistas que les hicieron a reclutadores de la industria. Así, detectaron que uno de los aspectos más complejos en las plataformas de búsqueda laboral es que la información es editable por el propio candidato y, en consecuencia, puede no ser verídica.

La iniciativa, liderada por Naomi Couriel (17), Lucas Grasso Ramos (17), Facundo Faulin (17) y Nicolás Halperin (17), permite recopilar los datos de todo el trayecto educativo y profesional de una persona con el fin de que la información esté descentralizada y que sea inalterable y validada.

Los alumnos de 5to. año de la ORT desarrollan un curriculum vitae con la teconología blockchain. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

“Es una especie de Linkedin en blockchain. Funciona como una herramienta para la verificación de aptitudes duras y blandas dentro de la Web3”, describe Naomí.

¿Qué es la Web3? Nicolás Halperin explica que es una forma futura y descentralizada de Internet donde los usuarios se convierten en propietarios. “Permite conectar una página web con la blockchain para guardar los datos en un lugar seguro e inmutable donde nadie pueda alterarlos”, indica.

De proyecto escolar a emprendimiento

La Escuela funciona como una usina de formación social que ofrece la posibilidad de acceder a un espacio con lineamientos curriculares integrales de educación tech, y bajo la tutela de docentes especializados, para desplegar el aprendizaje obtenido al servicio de la sociedad.

“En tercer, cuarto y quinto año los alumnos desarrollan proyectos que están diseñados con ciertas tecnologías. Se trabaja en equipos de entre 2 y 4 estudiantes. Luego, pueden continuarlo como emprendimiento o transformarlo en una experiencia curricular educativa”, detalla Mischener.

En sintonía, Lucas le cuenta a este medio: “En 5to. tenemos marketing. Los docentes acompañan nuestros proyectos durante el transcurso del año para que podamos egresar con un portfolio profesional. Después, es voluntad de cada estudiante si decide mantenerlo en la currícula o llevarlo más allá, a una startup”. Y destaca que, además de conocimientos de programación, les ofrece experiencia en manejo de equipos y liderazgo.

Los alumnos de la ORT egresan con un portfolio profesional. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

Por ejemplo, un proyecto vinculado a blockchain que nació en la escuela es CRIPTOLAB (https://criptolab.app/), startup educativa que ofrece cursos sobre cripto y blockchain mientras los estudiantes aprenden en comunidad. Fue creada por Gonzalo Waisman, egresado de la especialización de TIC en el año 2020.

Otra iniciativa que estudiantes de 5to. año convirtieron en emprendimiento es el traqueo taxonómico de aves mediante inteligencia artificial. Por audio e imagen se las reconoce y se las puede ubicar en un mapa. Actualmente, la propuesta se está trabajando en colaboración con Temaikén para adaptarla al mundo real.

Un mecanismo que, mediante tecnología satelital e inteligencia artificial, logra anticipar la existencia de un incendio en América para mitigarlo de forma temprana también completa el listado.

NS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Noticias Relacionadas