llegan-al-pais-los-restos-de-un-avion-argentino-derribado-en-malvinas:-“son-el-adn-de-un-soldado-muerto-por-la-patria”Sociedad 

Llegan al país los restos de un avión argentino derribado en Malvinas: “Son el ADN de un soldado muerto por la patria”

A 40 años de su caída en la Guerra de Malvinas, la provincia de Córdoba recibirá este lunes los restos del avión que piloteó el teniente Héctor Volponi durante el conflicto bélico de 1982, que fueron donados el pasado octubre por un soldado británico.

Se trata del Mirage V-Dagger de la Fuerza Aérea Argentina, cuyas partes de la cabina habían sido encontradas por el inglés David Richardson durante una misión en las islas. Fue él quien las preservó durante este tiempo hasta que logró contactarse con un museo cordobés para donarlas.

La devolución fue gestionada a través del embajador argentino en el Reino Unido, Javier Figueroa, quién se comunicó con el excombatiente y envió las piezas del avión en valija diplomática a Buenos Aires.

Las mismas viajarán este 23 de mayo al Museo Malvinas, de la localidad de Oliva, con el cual el británico se había contactado a través de Facebook para gestionar la devolución luego de identificar su número de serie y confirmar que se trataba de un vehículo argentino.

Casi 40 años después de caer en la guerra de Malvinas, la cabina del avión Dagger de la Fuerza Aérea iniciará su regreso a la Argentina. Foto Télam

En diálogo con la agencia de noticias Télam, Gabriel Fioni, director del establecimiento, señaló: “Para el museo, los restos de este avión representan el ADN de un soldado muerto por la patria. La gente va a poder observarlos y entender lo que significa el sacrificio supremo de un soldado que fue a recuperar tierra que nos pertenece”, afirmó.

En este sentido, Richardson aseguró que “le complacía devolver las piezas del Mirage perteneciente a Volponi” y auguró porque fueran “exhibidas correctamente para mostrar la valentía de los pilotos argentinos durante el conflicto del 82“.

Según adelantaron, la ceremonia en la que pondrán en exhibición los restos se llevará a cabo a las 11.15, en el marco del 40º aniversario del fallecimiento del teniente Volponi y de su compañero, el teniente aviador Luciano Guadagnini, caído el mismo día.

La historia del hallazgo del avión y su devolución

El teniente Héctor Ricardo Volponi murió tras ser derribado durante un combate.

El avión de Volponi, fue derribado sin eyección en la Bahía Horseshoe por un Harrier Sidewinder AIM-9L, comandada por el teniente británico Martin Hale.

La aeronave cayó en el oeste de Bahía Elefante, unos tres kilómetros al norte del establecimiento ubicado en la isla Borbón.

En 1998, durante una misión a Malvinas, Richardson, un oficial del Ejército británico con el rango de cabo del Batallón de Infantería Ligera (Light Infantry, en inglés) identificó los restos del avión argentino y decidió recuperarlos y preservarlos con la intención de devolverlos nuevamente a la Argentina.

“En 1998, la unidad de mi Batallón, conocido como 1er Batallón de Infantería Ligera, fue destinada a las Malvinas/Falkland”, relató en diálogo con Télam el soldado británico, quien siempre se refirió a las islas como Malvinas/Falkland o viceversa.

Richardson continuó su relato: “Mientras estaba allí, realicé una patrulla que comenzó en la Bahía Fox y se detuvo en varios lugares, culminando en la Isla Pebble. Este lugar era de particular interés para mí porque, siendo un niño de 12 años, seguí de cerca la guerra del 82 y había leído mucho sobre la batalla”.

“Cuando mi tropa llegó a la Isla Pebble le pregunté a un isleño si había algo que pudiera llevar a ver a mis soldados mientras estábamos allí”, prosiguió. Y recordó que el hombre le “señaló en el mapa un par de lugares donde se estrellaron aviones argentinos que habían sido derribados por Harriers en la isla, así como un monumento a un barco británico perdido por las fuerzas enemigas”.

“Llevé a mi tropa y localicé esos lugares”, dijo el soldado británico quien, mientras buscaba en uno de esos emplazamientos, encontró dos partes de los restos que, al juntarlos, le permitió identificar el número de serie del avión que estaba inscripto en la parte inferior de la cabina, todavía con su pintura de camuflaje original.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Noticias Relacionadas