Tecnología y neurociencias, los pilares de los nuevos enfoques para la recuperación tras un ACV

Los avances en estas áreas permiten desarrollar programas efectivos para la rehabilitación neurológica después de un accidente cerebrovascular.

10 de agosto 2023, 11:25hs

ACV: El proceso de rehabilitación se inicia tan pronto el paciente supera la etapa aguda. (Foto: Adobe Stock)

ACV: El proceso de rehabilitación se inicia tan pronto el paciente supera la etapa aguda. (Foto: Adobe Stock)

El accidente cerebrovascular (ACV) es la tercera causa de muerte en el mundo, detrás de la enfermedad cardiovascular y el cáncer. Sin embargo, la mayoría de los pacientes sobrevive al accidente cerebrovascular, lo que convierte a este trastorno en la principal causa de discapacidad.

“La recuperación después del accidente cerebrovascular generalmente es incompleta. La rehabilitación se basa típicamente en el entrenamiento de los pacientes en estrategias compensatorias y no en la recuperación de la función afectada, pero este concepto está cambiando en el mundo”, reconoce el doctor Lisandro Olmos, Director Médico de Rehab Center y fundador del Instituto Fleni Escobar.

Leé además: ACV: tratar las secuelas en forma temprana evita la discapacidad a largo plazo

El mayor conocimiento científico y los avances en la atención inicial y en la rehabilitación de los pacientes han llevado a nuevos enfoques y a una promesa renovada de mejores resultados.

“Hoy sabemos que hay factores clave: la intensidad del tratamiento durante la fase crítica de mayor recuperación de los pacientes: los primeros 6 a 9 meses, la rehabilitación basada en promover movimientos que luego se apliquen en la vida cotidiana, el tratamiento personalizado y multidisciplinario; es decir, todas las especialidades están presentes durante el programa de tratamiento (rehabilitación motora, cognitiva y del lenguaje) y la tecnología aplicada a promover una mayor intensidad de tratamiento que el recurso humano solo no puede brindar”, enfatiza el experto en Neurorehabilitación.

Las técnicas no invasivas para estudiar la función cerebral

Las técnicas no invasivas para estudiar la función cerebral, incluida la resonancia magnética funcional, la tomografía por emisión de positrones, la estimulación magnética transcraneal (EMT), la electroencefalografía y la magnetoencefalografía, identificaron algunos de los mecanismos de recuperación del cerebro post ACV, lo que resultó en la formulación de nuevos enfoques para la rehabilitación motora.

Estas técnicas permitieron comprender un enfoque emergente para reducir el grado de discapacidad después del accidente cerebrovascular centrado en la capacidad del cerebro de reparación y reorganización, un mecanismo denominado: plasticidad.

La rehabilitación basada en actividades que tengan como objetivo recuperar una función como volver a caminar, utilizar el brazo y la mano en tareas de complejidad creciente, estimular nuestras capacidades cognitivas y del lenguaje, inducen plasticidad fisiológica y morfológica después del accidente cerebrovascular.

La espasticidad afecta la movilidad de los pacientes. (Foto: Adobe Stock)

La espasticidad afecta la movilidad de los pacientes. (Foto: Adobe Stock)

“El entrenamiento específico en actividades realistas, de aplicación práctica, como las que utilizamos a diario en el mundo real, son fundamentales para la recuperación. Hoy, equipamientos tecnológicos de última generación permiten ejecutar estos tratamientos, pero son muy pocos los centros que cuentan con esta tecnología”, plantea el doctor Olmos.

La tecnología junto a un equipo experimentado de profesionales sumado a la intensidad y el tratamiento personalizado son los elementos clave para el éxito del tratamiento. “No poder brindar estos elementos es realizar una intervención incompleta y del pasado”, remarca.

Mitos sobre la plasticidad cerebral tras un ACV

“Se dice incorrectamente que la plasticidad cerebral dura muy poco tiempo. Hoy sabemos que muchos pacientes muestran mejoras en su capacidad de recuperación cuando el tratamiento es dirigido, intensivo y basado en objetivos, aún meses después de ocurrido el ACV, Por lo tanto, hay oportunidades de mejorar casi en todos los casos”, indica Olmos.

La rehabilitación para el accidente cerebrovascular hemipléjico incluye servicios multidisciplinarios organizados y de apoyo que comienzan 48 horas después del ACV en pacientes estables. La medicina de rehabilitación y los terapeutas físicos, ocupacionales, del habla y cognitivos son especialidades esenciales de los programas de rehabilitación.

¿Querés recibir más infomación de Con Bienestar?

Suscribite acáVarias intervenciones farmacológicas también ayudan a modular la plasticidad cerebral después del accidente cerebrovascular y reducen el déficit neurológico residual y la discapacidad posterior.

Factores que aumentan la esperanza de tratamientos más exitosos para la recuperación del ACV

El énfasis de la rehabilitación neurológica en la investigación básica y clínica.La mayor comprensión de los mecanismos subyacentes a la plasticidad y su relación con la recuperación de la función motora.El papel de las intervenciones farmacológicas.El desarrollo de nuevas estrategias intervencionistas basadas en la tecnología“Todo esto aporta una intensidad de tratamiento que en el pasado era inexistente”, concluye el especialista.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

San Salvador de Jujuy: nuevos precios de taxis y compartidos

28 de febrero de 2024 - 21:07...

Cómo es Transnistria, la región prorrusa en Moldavia que pide protección de Moscú

Líderes prorrusos en la región separatista de Transnistria, en...

Se derrumbó una casa en una playa de Mar del Tuyú y hay una persona herida

La casa estaba deshabitada debido a que la estructura...