Video: un militar defendió a los tiros a su yerno durante un robo en Gerli

La banda asaltó al joven cuando pasaba a buscar a su hija bebé. Uno de los ladrones resultó herido.

Un militar defendió a los tiros a su yerno e hirió de un balazo a uno de los cuatro delincuentes que lo sorprendieron para robarle el auto que estaba estacionado en la vereda de su casa de la localidad bonaerense Gerli, partido de Lanús, informaron este viernes voceros policiales.

El episodio ocurrió anoche en la intersección de Sarmiento al 800 y Raúl Alfonsín, en esa localidad de Lanús Este, y el asaltante baleado logró fugar, por lo que era buscado en distintos hospitales de la zona.

Todo comenzó cuando un joven llegó a bordo de su Ford Focus gris a buscar a su novia a la casa de sus padres y cargaba en el auto las cosas de ella mientras esperaba a que saliera con su bebé.

En esas circunstancias, cuatro delincuentes que se trasladaban en otro auto descendieron y, a punta de pistola, intentaron robarle el Focus. El hombre se entregó y colaboró en todo momento. La situación fue advertida primero por la pareja del joven, quien les avisó a sus padres que se hallaba en el interior del domicilio.

Su papá, un militar perteneciente al Ejército Argentino, se asomó de su casa y defendió a su yerno a los tiros, momento en que los delincuentes alcanzaron a subirse al Focus de la víctima y recorrer unos metros, donde chocaron contra unos parantes de contención, explicaron los voceros.

En ese momento, los ladrones abandonaron el auto y escaparon en el vehículo en el que habían llegado, uno de ellos herido, añadieron las fuentes.

Esta mañana, la esposa del militar que enfrentó a los asaltantes contó al canal Todo Noticias que su yerno estaba cargando el auto porque pasó a buscar a su hija y a su bebé y fue abordado por delincuentes.

«Llegaba el novio de mi hija a buscarla, ya estaba entrando las cosas al auto y por subir mi hija con el bebé, cuando cuatro delincuentes le quieren robar el auto. Mi hija los ve y grita que le estaban robando a Agustín. Ambas gritábamos para que mi marido se diera cuenta de lo que pasaba. Él desde la puerta les grita ‘basta, alto’, y uno de ellos parece que le dispara y mi marido responde con su arma», contó la mujer.

«No sabíamos qué pasaba con Agustín. Los delincuentes se subieron al auto y chocaron en la esquina y no pudieron ponerlo en marcha. Lo dejaron abandonado y se fueron en el auto en el que habían llegado», añadió.

Tanto la policía como personal del Centro de Investigaciones del Municipio trabajaban para lograr establecer las identidades de los asaltantes.

En tanto el militar se puso a disposición de la justicia de Lanús y entregó su arma reglamentaria para las pericias de rigor.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas