Se disparó el dólar CCL que se usa para la salida de capitales

El dólar financiero acumula una suba de 42% este mes. Los temores de devaluación no ceden y ahorristas y empresas buscan cobertura.

Ni el acuerdo con el Fondo de la semana pasada, ni el combo de medidas anunciadas por Sergio Massa durante las últimas 48 horas lograron torcer el sendero alcista del dólar paralelo.

Este lunes, en el mercado financiero la divisa volvió a cerrar en alza en todas sus versiones y el contado con liquidación, la via que utilizan las empresas para dolarizarse y depositar en el exterior terminó a menos de un peso de diferencia con su techo histórico, a $787,36. En la calle, el dólar blue también terminó en suba: saltó $8 y finalizó a $738, su valor más alto en las últimas seis ruedas.

A dos semanas exactas de la devaluación del tipo de cambio oficial, la brecha cambiaria entre el dólar financiero y el mayorista ya volvió a dispararse y tocar el 124%, un valor «para nada saludable» según el análisis del propio Gobierno. De igual manera, si se toman como puntas al dólar mayorista y al blue, la brecha ya supera el 110%.

La tensión cambiaria también se sintió en el mercado de futuros, donde todos los contratos, a excepción del de agosto, terminaron con subas. A diferencia de lo que prometió el Ministro de Economía la semana pasada, que aseguró que el Banco Central dejaría el dólar mayorista fijo en los $350 hasta mediados de noviembre, los inversores apuestan por una pequeña suba luego de las elecciones generales que llevaría al dólar mayorista a los $435 a finales de octubre.

Al mismo tiempo, los inversores que apuestan en el Rofex buscan cubrirse de una brusca devaluación después de diciembre: los contratos para el último mes del año se hacen con un dólar a $692 y los que se fijan para febrero se pactan con un dólar a $812.

«Con lineamientos del FMI que elevan las chances de una nueva devaluación a futuro es que los operadores siguen apostando por dicho escenario, además del desequilibrio del mercado cambiario, aún tras los últimos desembolsos que no aportarían fondos frescos», dijo el economista Gustavo Ber.

La búsqueda de cobertura también se vio en los precios de las acciones y los bonos. El índice Merval de la bolsa porteña terminó con un salto superior al 5%, apuntalado fundamentalmente por las acciones del sector bancario. En el mercado de deuda también los bonos en dólares se destacaron, con subas superiores al 6%, como es el caso del Bonar 2029 en dólares.

«Estimamos que la suba de bonos y acciones contra pesos reflejaría una búsqueda de cobertura ante los excedentes monetarios que se acumularon como consecuencia del cepo. La demanda contra dólares (menor que la de pesos) reflejaría preferencia de activos financieros antes de quedar posicionados en depósitos en el sistema», indicaron al cierre de la rueda en Aurum Valores.

Al mismo tiempo, explicaron «Inferimos esto dado que la suba de los activos argentinos en dólares está siendo acompañada de una sostenida suba de los dólares financieros». En lo que va de agosto, el contado con liquidación acumula un aumento de 42%. En un escalón más atrás, pero con una suba considerable, aparece el dólar MEP, que por estar intervenido por el Banco Central «apenas» avanza un 31% este mes.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas