Preocupación en España por la intención de Milei de activar «mecanismos de mercado» para la compra-venta de órganos

La onda expansiva sobre el candidato presidencial Javier Milei y su polémica propuesta de generar “mecanismos de mercado” para resolver la falta de órganos para pacientes en lista de espera llegó a España y genera preocupación en instituciones especializadas en trasplantes.

Aunque el líder de La Libertad Avanza le bajó el tono a su intención de liberar la compra-venta de órganos en el país, en España califican su ida “inaceptable”.

“Sería una forma de legalizar una práctica que consideramos éticamente inaceptable”, dice a Clarín la directora de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) española, Beatriz Domínguez-Gil.

“Un sistema de compra-venta de órganos utilizaría a las personas más vulnerables como fuente de órganos para trasplante. Y sería un sistema que probablemente tendría un efecto negativo sobre la donación altruista de órganos. Es decir, que no necesariamente aumentaría la donación de órganos para uso clínico”, afirma la especialista.

“Introducir una modificación legislativa que permita la compra-venta de órganos puede tener un efecto muy deletéreo no sólo para Argentina sino para todos los países de la región”, cree Domínguez-Gil.

“Que un país como Argentina optara por una modificación legislativa de esta naturaleza tendría un efecto negativo en el país y podría transformarse en una llamada a que otros países la adoptaran”, teme la directora de la ONT española.

Decidir sobre el propio cuerpo

“¿Cómo no voy a poder decidir sobre mi cuerpo?”, postulaba Milei el año pasado.

“Es una cuestión de la decisión del individuo. ¿Por qué es tan difícil pensar en libertad?”, cuestionaba el diputado en junio del año pasado.

“¿Quién soy yo para meterme en el cuerpo de otra persona? El que decidió venderte el órgano, ¿en qué afectó la vida de los demás? ¿En qué afectó la propiedad de los demás? ¿En qué afectó la libertad de los demás? ¿Por qué hay que tener tanto amor por la intervención como para no dejarle a la gente vivir la vida como quiere?”, eran sus preguntas retóricas.

“Es un mercado más, podría pensarse como un mercado. ¿Por qué todo lo tiene que regular el Estado?”, insistía. “No hay peor solución que la que implica la garra del Estado. Siempre lo mejor es los individuos actuando libremente”, dijo en mayo en una entrevista que concedió a TN.

“Una de las cosas que he planteado es que más de más de 350 mil personas mueren por año.Por ley, son todos potencialmente donantes. Hay 7.500 personas que están sufriendo, esperando los trasplantes. Hay algo que no está funcionando bien”, postulaba.

Propuesta inviable

“Independientemente de que existe espacio para la mejora, el sistema de Argentina es uno de los más robustos de América latina -opina Domínguez-Gil-. El propio INCUCAI está reconocido como centro colaborador de la Organización Panamericana de la Salud en materia de trasplantes.”

“Entiendo que una iniciativa legislativa de estas características sería sometida a valoración por parte de diferentes organismos nacionales, incluyendo las instituciones que trabajan en este ámbito y las sociedades científicas -agrega-. Sería lógico pensar que se solicitaría una valoración técnica por parte de organismos internacionales y, por lo tanto, esa propuesta legislativa ni siquiera vería la luz.”

El diario español online 20Minutos publicó este lunes un artículo sobre “la derecha antisistema” de Milei.

“Se ha convertido en todo un fenómeno de masas desde que el pasado 13 de agosto aglutinara7.116.352 votos, el 30 por ciento del total, como apoyo para presentarse a las próximas elecciones para ser presidente. Y todo esto, pese a que su campaña electoral no ha estado exenta de polémicas. La más llamativa: la idea dedar luz verde a la compra-venta de órganos”, señala el periódico.

Luego de consultar a la directora de la Organización Nacional de Trasplantes, el artículo subraya que, según la Organización Mundial de la Salud, “entreun 5 y un 10 por ciento de los trasplantesque se realizan en el mundo surgen de algún tipo de transacción comercial, habitualmente eltráfico de órganos”.

Cita, además, un estudio publicado en la Revista de Bioética y Derecho española sobre las implicancias del modelo de donación recompensada de riñones que se aplica en Irán.

“Se hace en países en vías de desarrollo, que carecen de legislación o la tienen y tienen marcos que prohíben el tráfico de órganos y la trata de personas con fines de extracción de órganos, pero estos marcos están pobremente implementados”, comentó Domínguez-Gil dando como ejemplo lo que sucede en países como Pakistán, India o Nepal.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas