La hipótesis de un Javier Milei ganador desató movimientos secretos de Sergio Massa y Patricia Bullrich

Mientras el libertario ya reparte cargos, JxC definió en un zoom la nueva estrategia y voceros de campaña. El ministro candidato ensaya una reconciliación con gobernadores e intendentes. El rol de Macri, la “fuga” de Cristina Kirchner y la elección clave en Mendoza.

María Fernanda Alonso

03 de septiembre 2023, 13:05hs

Javier Milei, Sergio Massa y Patricia Bullrich se disputan la presidencia.

La hipótesis de un Milei ganador desató todos los miedos de Massa y Bullrich (Foto: Télam)

Parece una versión del cuento de Los tres cerditos: el León feroz sopló, les movió el piso y peor, se les cayó el techo. Javier Milei se sabe ganador y hasta la génesis de un inédito (des)orden político que alumbrará el día de su cumpleaños: el 22 de octubre, el mismo día de las elecciones, si es el más votado como en las PASO. Juntos por el Cambio o Unión por la Patria, el que no entre al balotaje, quedará a la intemperie de una desintegración brutal. Un verdadero “corran por sus vidas”.

Algunos empezaron a trotar desde ahora: se pusieron “la bota”. Desde Santa Fe, Maximiliano Pullaro (JxC), el candidato radical más firme para las elecciones a gobernador del domingo próximo, y el actual, el peronista Omar Perotti anticiparon que en un balotaje elegirían a Milei. Pullaro lo prefiere antes que a Sergio Massa. Perotti, antes que a Patricia Bullrich. ¿Mejor nuevo desconocido que viejo adversario conocido? “Yo no sé qué hago si la pulseada final es entre Milei y Massa. Me tomo un avión. Desaparezco. Sergio es por lo menos un tipo equilibrado. Milei es un autoritario. Putea a la casta y Guillermo Francos representa lo peor de la casta”, ni quiere pensar un bullrichista, pero piensa. Y avisa: “Horacio Rodríguez Larreta ya nos dijo que él no enterró su proyecto presidencial: va por 2027″.

Leé también: Elecciones 2023: noticias, dónde voto, padrón electoral, candidatos y últimas noticias

El rol de Macri

“Mauricio Macri va a jugar a fondo por Patricia. Te lo aseguro: él no va a lapidar todo lo que hizo para derrotar al kirchnerismo”, confía, pero admite: “A Milei no lo va a atacar”. De un lado y otro argumentan que la estrategia es para “no inflarlo”. Menos confesable es que así buscan, llegado el caso, ellos insuflarse en un hipotético gobierno libertario.

En todas partes se cuecen Milei. En las raíces del “outsider” aparecen viejos políticos y operadores, con pista en el empresario Eduardo Eunerkian. Francos, ex Partido Federal, ex Acción por la República, ex presidente del BAPRO en la gestión de Daniel Scioli y reciente renunciante al BID para sumarse a la cruzada de “viva la libertad, carajo”. Al Banco Interamericano de Desarrollo había llegado por Gustavo Beliz como representante del Gobierno actual.

En mayo de 2000, Beliz iba como vice en la lista que encabezaba Domingo Cavallo para la Ciudad de Buenos Aires y llevaba a Alberto Fernández como diputado. Todos con todos. Pero Milei asoma como el “cambio radical” para canalizar la bronca por el hastío del… todos con todos. El que saca conejos de la galera. “Donde hay una demanda, hay una respuesta”, como hizo Ramiro Marra, su candidato para la Ciudad, que después del crimen de Mariano Barbieri en Palermo irrumpió con su compañero de fórmula, su vice, un exjefe de la Policía Federal y de la Ciudad. También por un celular “hecho pelota” como el del ingeniero mataron a Morena Domínguez en Lanús. Su majestad, el aparato, que fue el medio por el que Milei logró ser un “rockstar” de la política: ganó en provincias que nunca visitó.

La demanda al unísono, compartida entre representantes y representados, de La Libertad Avanza contrasta con el lema kirchnerista “donde hay una necesidad, nace un derecho”.

Dos actores: Pablo Alarcón y Cecilia Roth parados ya en la difusa grieta. A la actriz la entrevistaron esta semana en un canal K para azuzar con el cuco Milei, pero ella advirtió: “En la pandemia nadie ayudó a los actores. Capaz que si nos hubiesen llamado, ahora sería diferente. Vi cosas que dije ‘quéeeee’. Hay que hacer autocrítica. Yo apoyo a Axel Kicillof, al resto no sé, me cuesta”.

Al mismo tiempo, el actor pasaba la gorra en Plaza Francia con la obra “El discurso sobre la servidumbre voluntaria” porque como dijo: “Yo no necesito trabajar, trabajé toda mi vida. Necesito guita para vivir”. ¿Dónde hay una necesidad, hay un derecho?

En la obra del filósofo francés Étienne de La Boétie que interpreta Alarcón, se plantea: “No se puede creer cómo el pueblo, en cuanto es sometido, cae repentinamente en un olvido tan grande de la libertad que no es posible que se despierte para recuperarla, sirviendo de tan buena gana que, al verlo, diríase que no perdió su libertad, sino que ganó su servidumbre”.

Para el psicoanalista Sebastián Plut que analiza el fenómeno libertario, “el discurso de Milei disocia u omite incluir en la idea de libertad toda idea de justicia. Freud decía que si no hay una rebelión contra una injusticia, la libertad es solo expresión de un narcisismo que no acepta restricciones ”. “Justicia social, afuera”. La injusticia también mata: Silvina Luna murió esperando que la Justicia desvistiera a su verdugo. Bata blanca, afuera. Pero Aníbal Lotocki, condenado, siguió operando.

Los otros tercios de las PASO, Massa y Bullirch, apuestan a desenmascarar el “slogan facilista” que ¿prende en una sociedad con intolerancia a la frustración? “Con Melco ahora es otra cosa”, confían en JxC sobre el elegido por La Piba para dar la batalla por las ideas económicas. “Si la gente entendiera qué es la dolarización de Milei saldría a las calles para protestar”, repite Carlos Melconian. Del lado de Massa dicen algo parecido: “Todo es una locura. En el debate presidencial lo vamos a dar vuelta”.

Todos los miedos, el miedo

¿Milei es el Lotocki de la política? ¿Profesor Locovich? Querés glúteos, te doy glúteos como sea. Querés dólares, te doy dólares como sea. Curioso: más que la necesidad, pareciera que las prohibiciones estructuran el deseo en un “tercio” del inconsciente colectivo. Dos traumas: cepo al dólar y el “que depositó dólares, recibirá dólares”. El perspicaz Milei se abraza al aura de Cavallo, el padre del 1 a 1, como a Fátima Florez, que saca de la galera al político que se le antoje imitar. “Era nesario que Javier se mostrara en pareja”, se le escucha decir a Marra con muletilla menemista.

Federico Storani que renunció al gobierno de la Alianza decepcionado por el recorte en las universidades de Ricardo López Murphy (López Murphy duró una brazada y el maremoto trajo de vuelta a Cavallo para el corralón final) anticipa el escenario del 22-O. Un 22-Ohhh.

“Estamos en medio de un proceso electoral, pero claramente el radicalismo tiene que decidir si sigue en Juntos por el Cambio o no”, señala. En el PRO también son conscientes: “Corremos el riesgo de que no solo Juntos, sino que el PRO quede todo roto. La política va a ser un polvorín. Explota todo”.

En Unión por la Patria ya ni disimulan: un plenario en La Plata terminó en escándalo. Todos peleados con todos. Hartos de La Cámpora: “Son todos millonarios y en la campaña no aparece ni uno. Dónde está Máximo”, dice un dirigente peronista del conurbano, que también critica “algunos piqueteros ahora son empresarios gastronómicos. ¿A vos te parece?” Es el “que se vayan todos”, pero dentro de UP.

La metamorfosis

Milei avanza silencioso en el armado de un hipotético gobierno -se reunió ¿en secreto? con el sindicalista Gerardo Martínez-, mientras Massa y Bullrich ensayan estrategias para entrar al balotaje. Se creía tercero, salió primero y ahora ganó en el imaginario de instalarse en la segunda vuelta, pese a que hay 11 millones de personas que no fueron a votar y que pueden inclinar la elección para cualquier lado.

“Javi” seguirá con sus camperas de cuero porque como dijo una jubilada de 70 años a Crónica: “Yo voto a Milei porque tiene rock, hace ruido el pibe”. “Pato” estrenó trajecito Angela Merkel, colorado, para mostrarse con Melconian. Y “Sergio” le hizo caso al kirchnerismo: se sacó la corbata y se abrazó con el conurbano en San Vicente. El 9, tiene terapia con los gobernadores en Tucumán. El sábado, atendió a los intendentes.

Massa y Bullrich juegan a un equilibrio peligroso, si uno cae demasiado corren el riesgo de que Milei se dispare y ¿gane en primera vuelta? Por eso, mientras Milei la rockea, “Pato” flota y Massa leva.

El zoom de Bullrich

El sábado, Bullrich avanzó en un zoom con definiciones clave. Según pudo saber TN, estuvieron el consultor Dereck Hampton, Cristian Ritondo, Sebastián García de Luca -el jefe de la campaña- y los voceros designados: María Eugenia Vidal, Carolina Losada, Alejandro Finocchiaro, López Murphy, Graciela Ocaña, Karina Banfi, Maximiliano Ferraro y Mario Negri, entre algunos otros.

Analizaron los focus group y algunos conocieron a Hampton, que suena yanqui, pero es salteño. “Tiene más conurbano que yo”, se sorprendió uno de los participantes. “El objetivo es sacar 5,6 puntos más, conservar los votos de Horacio Rodríguez Larreta, apuntar al voto volátil de Milei y reconquistar a los que nos votaron en el 2019 y ahora no”, bajó línea. “Patricia tiene liderazgo, propuestas y equipo, lo otro es un salto al vacío. Nosotros somos el cambio verdadero, la previsibilidad frente al caos”, completó.

En la sede vidriada de Mitre todo es vidrioso: el consultor catalán Antonio Gutiérrez-Rubí talla menos, mandan Malena y Sebastián Galmarini. Wado De Pedro hace honor a Cámpora, un jefe de campaña decorativo.

En La Libertad Avanza impera la ley del León, “Mi ley”. “Javier se propuso ir por todo. Va a acompañar a Carolina Píparo a recorrer la provincia. Vamos a derrotar a Kicillof. El kirchnerismo se va a quedar sin guarida”, se envalentonan.

“Es Javier Delay. Procrastina: no puede explicar las medidas que prometió. Está cerca de su techo”, respiran en Juntos por el Cambio que apuestan a Néstor Grindetti para PBA. Pero la sorpresa puede empezar a escribirse hoy en Mendoza. “Las elecciones municipales del domingo son clave porque hay muchos candidatos libertarios que han crecido. En Maipú y San Rafael, sobre todo”, le dice a TN un operador. Es sabido que el candidato del PRO Omar De Marchi simpatiza con los libertarios. Si gana el 24 de septiembre ¿podría convertirse en el primer gobernador de Milei? Mendoza ocupa el tercer lugar en el podio de la ola violeta, detrás de Salta y San Luis.

La deserción de Cristina Kirchner

Mendoza podría estar incubando el terremoto político que todos intuyen y que Cristina Kirchner decretó como aquel jugador que se va en el medio del partido y se lleva la pelota. El 27 de abril último, a 20 años de la elección que después consagró a su esposo presidente, la Vice presentó la Escuela Justicialista Néstor Kirchner (EJNK), en el Teatro Argentino de La Plata. Sintomático: abrió un aula política para cerrarle la puerta a la política.

Dijo textual: “Es un fenómeno global, no es crítica, es descriptivo: frente a poderes económicos cada vez más concentrados, una política, o sea, un Estado, cada vez más fragmentado. A quiénes le van a hacer creer los políticos hoy, cualquiera sea el origen, la idea, que van a poder controlar estos poderes y que van a poder solucionar los problemas de los argentinos, que no me jodan, que no me jodan más con esas fantasías”. ¿El arte de lo posible se convirtió en pura ciencia ficción?

Después cortó el operativo clamor: “Na, na, presidenta, no. No es causalidad que la única dirigente condenada, proscrita, inhabilitada e intentada asesinar es una sola y no quiero ser autorreferencial” y lo fue. Y siguió: “Esos mamarrachos que andan diciendo que la casta tiene miedo, de qué tiene miedo si nunca te paso nada, hermano, qué me venis a joder, de dónde te tenemos miedo, caraduras”.

Ya es sabido: luego dijo que la elección iba a ser de tercios y que más importante era el piso, que el techo. ¿Soplaré, soplaré y tu casa derribaré?

Tres días después del acto en el Teatro Argentino, tan caro para el kirchnerismo porque ahí lanzó su candidatura a presidenta en 2007 y lo iba a hacer Massa, pero la inseguridad le movió el piso, a la Sala Ginastera, que había sido estrenada por CFK después de una larga restauración, se le derrumbó el techo. Literal. ¿El riesgo? Que el cuento de Los tres cerditos termine siendo el de Los tres chiflados.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Los dólares siguen a la baja y la especulación es cuándo rebotan

Liquidación de exportadores, demanda de importadores limitada y ventas...

San Salvador de Jujuy: nuevos precios de taxis y compartidos

28 de febrero de 2024 - 21:07...