Puso veneno en el café de su marido para cobrar el seguro de vida, él la descubrió

Melody Felicano Johnson, residente de Arizona, Estados Unidos, fue acusada de intentar asesinar a su marido, Roby Johnson, después de poner veneno en su café todos los días durante meses. Ahora, enfrenta varios cargos: por un lado, por intento de asesinato en primer grado, por agresión agravada y, finalmente, por envenenamiento de alimentos y bebidas.

La principal prueba del caso es un video que logró capturar el hombre, que forma parte de la Fuerza Aérea de dicho país, a través de una cámara oculta. Todo comenzó cuando empezó a sentir un mal sabor en el café y las sospechas no tardaron en llegar, por lo que decidió acudir a una medida extrema. Aparentemente, la intención era cobrar el seguro de vida después de su muerte.

En marzo de 2023, la pareja se encontraba viviendo en Alemania cuando Roby se dio cuenta de que su café tenía un sabor inusual. Por esta razón, decidió comprar tiras de prueba para piscinas y las sumergió en la bebida, cuyos resultados fueron aterradores: los niveles de cloro eran altísimos.

Según el informe policial al que tuvo acceso CNN, se confirmó que ambos estaban atravesando un proceso de separación, haciendo oficial su divorcio. De esta manera, el hombre esperó volver a Estados Unidos para avanzar a la fase siguiente de su plan: colocar cámaras ocultas en toda la casa para confirmar sus sospechas.

Las imágenes que logró captar resultaron escalofriantes ya que podía verse cómo Melody Felicano llevaba a cabo una operación macabra: agarraba un frasco con lejía, lo ponía en un recipiente y luego lo volcaba en la cafetera. Su marido, ante las constantes dudas, pasó los siguientes meses fingiendo que tomaba cada taza que ella le servía.

La mujer fue detenida en su hogar y, tras el registro policial, se confirmó que la máquina de café poseía un fuerte olor a cloro, sustancia con la cual intentó matar a su esposo. Actualmente, ahora se encuentra bajo custodia en la cárcel del condado de Pima, en Arizona, ya que temen que se escape a Filipinas, país en donde su expareja había comprado una casa recientemente. Según los registros judiciales, la fianza está fijada en US$ 250.000.

FUENTE: TN

Más Noticias

Noticias
Relacionadas