sábado, 13 julio, 2024

Los bonos de la deuda argentina, a precio de descuento: caen 27% desde las PASO

Los activos argentinos -bonos y acciones- atraviesan semanas para el olvido. Sumado a la elevada volatilidad local, basada en la disparada inflacionaria, la debilidad del Banco Central y la demanda dolarizadora en la previa de las elecciones, el contexto internacional tampoco es favorable y se siente en nuevas caídas de la deuda en dólares.

El miércoles, los bonos en dólares profundizaron su baja a lo largo de toda la curva. Las especies más castigadas fueron las de mayor plazo, con el Global 2029 a la cabeza, que perdió más de 2%. En este contexto, el riesgo país quedó al borde de los 2.700 puntos, el mismo nivel que ostentaba hace un año. El indicador de la banca JP Morgan empeora más de un 6% solo en octubre y casi un 22% en lo que va de 2023.

En las primeras tres ruedas de octubre, los títulos soberanos en moneda extranjera se hundieron y acumularon bajas de hasta 11,3% como es el caso del Global 2046. Así, muchas cotizaciones ya borraron las mejoras que habían acumulado desde que empezó el año y los precios volvieron a los niveles que mostraban doce meses atrás.

El viento de frente sopla fuerte: «En lo que respecta al mercado de deuda soberana, los emergentes están sintiendo el impacto de la suba de la tasa a diez años de los bonos del Tesoro norteamericano. En este sentido, si bien la tasa de los Treasuries (bonos de EE.UU.) a 10 años ya venía mostrando una tendencia alcista desde principios de mayo, la tónica se aceleró en las últimas dos ruedas», indicaron en PPI.

Al mismo tiempo, la intervención oficial en el mercado de deuda local para frenar los precios del dólar financiero presiona las cotizaciones y promueve lo que en la City llaman «desarbitrajes», es decir, diferencias de precios entre distintas legislaciones o distintos plazos para un mismo título.

«La brecha entre las cotizaciones del Bonar 2030 continúa ampliándose, ubicándose en 19,5%, quedando muy cerca del 20% que alcanzó a fines de agosto», indicaron en Delphos.

«A pesar de la intervención en la curva CER en la gran mayoría de sus vencimientos, los rendimientos de los títulos demuestran la desconfianza por parte del mercado«, añadieron.

Aunque es difícil cuantificar el peso del humor global y cuál el de la incertidumbre local en el precio de los bonos, hay un hecho inequívoco. La deuda argentina se movía en alza hasta las PASO de agosto último y desde ese momento sus precios cayeron en promedio un 27%

En la City creen que los precios de estos días muestran la enorme desconfianza del mercado sobre el rumbo político de la Argentina a 18 días de las elecciones. Analistas de Adcap Grupo Financiero señalaron: «Para que los bonos suban, el mercado necesita mayores certezas respecto al futuro.»

En ese sentido, afirmaron que, hasta el momento, las encuestas comenzaron a anticipar con fuerza la posibilidad de una segunda vuelta entre Sergio Massa y Javier Milei. «El mercado necesita que Milei ‘se modere’ y muestre capacidad de aplicar su programa, o bien, que Massa muestre que realmente puede diferenciarse de la administración actual de la que forma parte crucial».

NE

Más Noticias

Noticias
Relacionadas