Durante el gobierno de Alberto Fernández, los salarios privados cayeron más de 20% y esperan que sigan en baja

Los ingresos del sector privado formal se deterioraron en los últimos cuatro años. Su participación en términos de la masa salarial total disminuyó, así como su remuneración en términos reales, por el impacto de la inflación. Los analistas no proyectan una recuperación en el corto plazo.

Melina Manfredi

07 de noviembre 2023, 20:34hs

El presidente Alberto Fernández finaliza su mandato con un deterioro del salario real. (Foto AP/Natacha Pisarenko)

El presidente Alberto Fernández finaliza su mandato con un deterioro del salario real. (Foto AP/Natacha Pisarenko)

A lo largo del gobierno de Alberto Fernández, la participación de los trabajadores privados formales en la masa salarial total cayó 3,5 puntos. Así lo indicó un informe del Ieral de la Fundación Mediterránea, que analizó la evolución de los sueldos desde 2011 hasta hoy.

Según el trabajo, la participación del sector privado formal en la masa salarial total era de 38,5% en 2011 y llegó a 39,3% en 2015, el máximo del período. Luego, bajó a 37,3% en 2019 y continuó el descenso hasta el 33,8% actual.

Leé también: La inflación de CABA fue de 9,4% en octubre y acumula un alza de 120,2% en lo que va del año

Con respecto al sector privado informal, la participación en la masa salarial se mantuvo en los últimos cuatro años en 24,3% del total. Con respecto a 2011, en cambio, el porcentaje se redujo en casi cuatro puntos. En cuanto a los trabajadores del sector público, tuvieron un leve recorte -de medio punto- en el período 2015/2019, pero actualmente su participación es 1,5 puntos más alta que al final del gobierno de Mauricio Macri.

La participación del sector privado formal cayó fuertemente desde 2011 hasta hoy, mientras creció la porción de asignaciones sociales. (Foto: Ieral).

La participación del sector privado formal cayó fuertemente desde 2011 hasta hoy, mientras creció la porción de asignaciones sociales. (Foto: Ieral).

El sector de mayor crecimiento en la masa salarial durante el período analizado fueron las asignaciones sociales, que pasaron de representar un 1,7% en 2011 a un 4,8% este año. Las jubilaciones, por su parte, significaban 11,2% al final del primer mandato de Cristina Fernández de Kirchner y equivalen hoy al 14,7%.

Leé también: Los bancos de Wall Street reordenan sus previsiones sobre la Argentina y piensan en el escenario postbalotaje

Es por eso que Ieral afirmó: “Estudiando la composición de la masa de ingresos se da cuenta de un desplazamiento de los sectores generadores de ingresos laborales privados por aquellos que dependen esencialmente del Estado”.

Trabajadores pobres

El informe de Ieral también destaca la paradoja de que, aunque mejoraron los indicadores de empleo, los ingresos generados son menores en términos reales. “La masa de ingresos para 2023 se estima en $80 billones, mientras, en 2020, con una tasa de desempleo promedio del 11,6%, la cifra fue $6 billones más alta”, señalaron.

Con la excepción de las asignaciones sociales, todos los ingresos tuvieron retrocesos reales en los últimos cuatro años. (Foto: Ieral).

Con la excepción de las asignaciones sociales, todos los ingresos tuvieron retrocesos reales en los últimos cuatro años. (Foto: Ieral).

Entre esos $80 billones que calculó Ieral -y que incluyen las medidas recientes de refuerzos de ingresos- los salarios privados son los que exhiben un mayor descenso en el mandato de Alberto Fernández. Teniendo en cuenta esas estimaciones, a pesos constantes, se observa que en los últimos cuatro años:

Los sueldos del sector privado formal retrocedieron 20,6%.La remuneración del sector privado no registrado cayó 13,6%.Los ingresos de los empleados públicos bajaron 10%.Las jubilaciones perdieron 15,4%.Las asignaciones sociales (AUH, Tarjeta Alimentar y el Potenciar Trabajo, las becas progresar y otros programas) aumentaron 100%.En esa línea, Ieral hizo referencia a que muchos trabajadores hoy son pobres. “Considerando que en el panorama presente entre 4 y 5 personas de cada 10 están trabajando y 4 de cada 10 son pobres, resulta evidente que muchas de las personas que venden sus servicios por una contraprestación no cubren sus necesidades básicas por insuficiencia de ingresos. Esto sugiere la posibilidad de que la situación actual en términos de ingresos sea incluso más desafiante que la del 2020″, apuntó.

Fuertes caídas reales en el poder adquisitivo

El efecto erosivo de la inflación sobre los salarios se ve en todos los indicadores. En ese sentido, Ieral analizó la evolución de las remuneraciones desde 2015 hasta hoy -período en el que se agudizó la escalada inflacionaria- y observó caídas reales en los ingresos en todas las provincias, con descensos mayores en los salarios públicos.

Según Luis Campos, de la CTA autónoma, el salario privado retrocedió casi 30% desde fines de 2015. (Foto: NA).

Según Luis Campos, de la CTA autónoma, el salario privado retrocedió casi 30% desde fines de 2015. (Foto: NA).

Por su parte, Luis Campos, coordinador del Observatorio del Derecho Social en el Instituto de Estudios y Formación de la CTA autónoma, indicó en su cuenta de X que “el salario real penó durante toda la gestión actual y consolidó la caída que se había producido durante el gobierno de Cambiemos”.

Con datos a septiembre, Campos calculó que durante la gestión de Alberto Fernández el salario real de los trabajadores registrados perdió casi 30% en comparación con finales de 2015. En clave electoral, afirmó que la dinámica salarial va en contra del actual Gobierno, mientras que la evolución del empleo va a favor.

Un panorama difícil de recuperar

Hacia adelante, la situación de los ingresos es desafiante. Ieral espera retrocesos de entre “el 20% y el 17% en términos reales en los salarios y en los ingresos del sector informal y/o independiente; descensos del 17% en AUH y haber mínimo y un 13% en el haber medio previsional”.

Como los bancarios, que ya lograron una recomposición salarial por la inflación, se espera que más gremios presionen por la reapertura de paritarias en los próximos meses. (Foto: La Bancaria)

Como los bancarios, que ya lograron una recomposición salarial por la inflación, se espera que más gremios presionen por la reapertura de paritarias en los próximos meses. (Foto: La Bancaria)

Desde LCG, en tanto, puntualizaron: “Hasta mediados de año, el promedio de los salarios empató la dinámica inflacionaria. No obstante, la devaluación dispuesta por el BCRA después de las elecciones primarias tuvo como consecuencia una aceleración de la inflación que erosionó toda la ganancia acumulada hasta entonces”.

Por eso, en la consultora esperan nuevas reaperturas de paritarias. No obstante, advirtieron: “Un poder adquisitivo erosionado podría estimular una mayor oferta de mano de obra para sumar ingresos al hogar, lo que restaría capital de negociación a los trabajadores, vulnerando la recuperación del poder adquisitivo”.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Los dólares siguen a la baja y la especulación es cuándo rebotan

Liquidación de exportadores, demanda de importadores limitada y ventas...

San Salvador de Jujuy: nuevos precios de taxis y compartidos

28 de febrero de 2024 - 21:07...

Medio siglo después de las misiones Apolo, otra nave espacial de Estados Unidos llegó a la Luna

La empresa norteamericana Intuitive Machines protagonizó este jueves...