La UIA irá a la Justicia para defender la reforma laboral que impulsa el Gobierno

La Unión Industrial Argentina (UIA) se presentará ante la Justicia para respaldar la reforma laboral que el Gobierno incluyó en el DNU. Con esto se enfrentan a la CGT y la CTA, las centrales de trabajadores que ya consiguieron fallos judiciales para frenar los cambios.

La UIA resolvió que será «amicus curiae» por la suspensión de la modernización de la legislación laboral en las causas presentadas por las centrales sindicales.

«La UIA considera que la modernización de la legislación laboral propuesta se adapta a las nuevas realidades de empleo», expresaron en un comunicado.

Para la entidad, «las reformas planteadas sientan las bases para que las nuevas contrataciones sean más simples y sostenibles, una vez que se materialice la recuperación económica.

De este modo, la UIA hará una presentación en línea con el planteo judicial que habían hecho anoche el Grupo de los Seis (G6) de Córdoba, que se elevó ante la Cámara Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo de CABA un recurso extraordinario en la causa que suspendió la vigencia del Título IV de Reforma Laboral del DNU 70/23.

Por esta vía requirieron su incorporación al proceso judicial como terceros interesados y le pidieron a la Corte Suprema de Justicia que revoque la decisión de la Cámara Laboral, dejando sin efecto la medida cautelar ordenada.

Entre otros fundamentos, plantearon que las partes empresarias deben ser escuchadas tanto como las gremiales antes de tomar decisiones sobre la vigencia y validez de las normas laborales contenidas en el DNU.

El G6 agrupa a la Bolsa de Cereales, la Bolsa de Comercio, la Cámara de Comercio, la Cámara de Comercio Exterior, la Federación Comercial y la Unión Industrial, todas entidades de Córdoba, con el apoyo de la delegación de esa provincia de la Cámara Argentina de la Construcción.

Desde la UIA destacan que estos cambios «tienen particular impacto en las pequeñas y medianas industrias y propician la creación de empleo en blanco».

Solo 6 millones de personas tienen empleo formal en Argentina, lo que representa «casi un 50% de trabajadores no registrados», indica la UIA.

En su capítulo laboral el DNU establece, entre otras reformas, la eliminación de multas por registro deficiente de la actividad laboral, la actualización del régimen de multas para disminuir la judicialización de conflictos y la modificación en el sistema de cálculo de capitalización de intereses en los fallos laborales.

Además, la UIA entiende que estos cambios impulsan la promoción de negociaciones colectivas dinámicas y los incentivos a la productividad.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas